Cabcera noticia publicaciones electroinicas

La Biblioteca Nacional y las bibliotecas autonómicas ofrecen la consulta de libros electrónicos

Especialmente en las circunstancias actuales que atravesamos, cobran una especial relevancia noticias que ponen de manifiesto el impulso digital que están adquiriendo las bibliotecas y los servicios digitales que ofrecen, tales como los que venimos recogiendo en esta recopilación de nuestra web que animamos a difundir por redes con #BibliotecaEnCasa.

Una acción que bien merece la pena destacar es el hecho de que ya en el mes de febrero se anunció que es posible acceder a más de 60.000 publicaciones “nacidas digitales” en la Biblioteca Nacional de España y en las bibliotecas regionales de las Comunidades Autónomas. El volumen de publicaciones seguirá creciendo a medida que vayan ingresando, se procesen y carguen en el repositorio de acceso.

La consulta es posible exclusivamente en las instalaciones de las bibliotecas colaboradoras a través de un visor seguro que impide las descargas ilegales, con el fin de proteger los derechos de propiedad intelectual que afectan a estas publicaciones. De esta forma se habilita para las publicaciones electrónicas un acceso en condiciones similares al que se ofrece para las publicaciones en soporte físico ingresadas por depósito legal.

La entrada en vigor en 2015 del Real Decreto que regula el depósito legal de las publicaciones en línea, dio la cobertura legal y el espaldarazo definitivo al proyecto de preservación del patrimonio documental en línea en el que se venía trabajando desde hacía algunos años en el seno del Consejo de Cooperación Bibliotecaria.

Desde entonces, la BNE trabaja en la adquisición de obras electrónicas en todos los formatos junto con los centros de conservación de las Comunidades Autónomas, con los que el depósito legal electrónico se gestiona de manera colaborativa.

De esta manera, se han recibido más de 80.000 publicaciones electrónicas, entre las que se encuentran normas AENOR, publicaciones oficiales y e-books distribuidos por Libranda, e-Libro y UNEBook, las mayores plataformas de libros electrónicos en España.

Para el depósito de este tipo de documentos es fundamental la colaboración del personal de las bibliotecas depositarias, que deben identificar las plataformas de publicaciones en línea, ponerse en contacto con ellas y ofrecer las vías para el depósito efectivo de dichas publicaciones, a las que -una vez catalogadas- se da acceso.

Desde el CCB aplaudimos las iniciativas como esta, tan beneficiosas para la ciudadanía, que desarrollan desde la BNE.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *