Ariel Brito

Entrevistas CCB: Ariel Brito, presidente de la Asociación de Bibliotecarios/as y Documentalistas de Canarias (ByD Canarias)

Entrevistas CCB: Ariel Brito, presidente de la Asociación de Bibliotecarios/as y Documentalistas de Canarias (ByD Canarias)

Desde el Consejo de Cooperación Bibliotecaria, con el objetivo de dar visibilidad a la importante labor que desarrollan las asociaciones profesionales de nuestro país y continuando con nuestra serie de entrevistas CCB, hoy compartimos esta entrevista al presidente de la Asociación de Bibliotecarios/as y Documentalistas de Canarias (ByD Canarias), Ariel Brito, bibliotecario en la Red de Bibliotecas Públicas Municipales del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria.

¿Nos puedes recordar los orígenes y trayectoria de ByD Canarias? Háblanos de Abigranca y Probit

Siempre hubo en Canarias interés por disponer de un espacio común de intercambio y reflexión profesional en el ámbito de las bibliotecas. La primera concreción fue la creación de ASCABID (Asociación Canaria de Archiveros, Bibliotecarios y Documentalistas) que se constituyó en 1994, aunque ya existía desde 1986 como Asociación de Amigos de las Bibliotecas de Canarias (ASCABI), de carácter cultural. Desgraciadamente, esta entidad cesó su actividad, dejando un vacío que tardaría años en llenarse.

En la segunda década del siglo XXI surge en ambas provincias del archipiélago la idea de recuperar el tejido asociativo profesional, creándose la Asociación del Personal Bibliotecario de Gran Canaria (Abigranca) en 2010 y la Asociación de Profesionales de las Bibliotecas de Tenerife (Probit) en 2012. Ambas organizaciones llevaron a cabo un arduo trabajo exigiendo la mejora de las condiciones de los servicios bibliotecarios y de su personal, y reivindicando la aprobación de una legislación bibliotecaria de carácter autonómico. Esta colaboración continua dio sus frutos y, tras un periodo de análisis, se decidió que ambas asociaciones convergieran en una de ámbito regional, es así como en enero de 2019 nace la Asociación de Bibliotecarios/as y Documentalistas de Canarias (ByD Canarias).

¿Por qué son importantes para el sector bibliotecario las asociaciones profesionales y cómo valorarías su visión en Canarias concretamente? ¿Y a nivel nacional?

Las asociaciones juegan un papel relevante dentro del ecosistema profesional, son el andamiaje necesario para que una determinada ocupación disponga de un altavoz desde el que transmitir un mensaje claro y potente al propio sector, así como a las Administraciones y a la sociedad. En el caso particular de las bibliotecas y centros de documentación, no estamos únicamente ante una herramienta corporativista, sino que defendemos y promovemos servicios esenciales para la ciudadanía. En este punto me gustaría destacar la labor de FESABID, que siempre ha sido la casa común de la profesión bibliotecaria en España.

 Desde ByD Canarias apostamos por la difusión de los objetivos de las bibliotecas y centros de documentación para propiciar un mejor conocimiento y aprovechamiento de sus recursos, teniendo además en cuenta las particularidades de la realidad insular y utilizando estos centros como instrumentos de integración social para la difusión de valores como la solidaridad y la tolerancia.

Es evidente que la unión hace la fuerza, no por trillada esta máxima deja de tener vigencia. La mejor forma de darnos a conocer, de compartir recursos, de estar al tanto de las novedades, de formarse; en definitiva, de mejorar como profesionales, es unirse a una asociación y, por supuesto, participar activamente en ella.

¿Qué crees que el Consejo de Cooperación Bibliotecaria (CCB) puede aportar a las asociaciones, y en concreto a ByD Canarias?

El CBB se ha erigido en actor fundamental dentro del ecosistema bibliotecario nacional, sin duda somos afortunados/as por contar con un instrumento que potencia uno de los objetivos irrenunciables que han definido a las bibliotecas desde hace décadas: la cooperación. El Consejo y las asociaciones se retroalimentan, pero se debe seguir trabajando para que la alianza dé mayores frutos a corto y medio plazo.

¿Desde tu conocimiento como fiel seguidor del CCB, de qué forma crees que se podría avanzar en lo relacionado con la participación de las asociaciones profesionales con el CCB?

Quizá una de las acciones que podrían desarrollarse es la creación de un grupo de trabajo permanente formado por representantes de las diferentes asociaciones para colaborar en temas de interés común. Tanto el CCB como las asociaciones profesionales tienen muchísimo que aportar y estoy convencido de que el resultado sería muy positivo.

Sabemos que desde ByD Canarias defendéis firmemente la necesidad de formación continuada para los profesionales. ¿Por qué crees que es importante reciclarse en nuestra profesión?

Porque en contra de la visión tradicional de nuestra profesión, todavía impregnada de ciertos tópicos y visiones más o menos sesgadas (muchas provenientes de la cultura popular), los/as profesionales de la información y documentación somos un colectivo en continua adaptación y reciclaje: la formación no es una opción, sino que es una tarea imprescindible. No solo estamos hablando de aplicar la tecnología a nuestro quehacer diario, sino de procurarnos las herramientas necesarias para llevar a cabo las labores que tenemos encomendadas y que pasan, en primera instancia, por la gestión eficaz de la información y su difusión a través de canales de la más diversa índole.

¿Cuáles son los objetivos por los que más trabaja ByD Canarias en estos momentos?

Desgraciadamente la irrupción del COVID-19 ha paralizado temporalmente el desarrollo de la Ley de la lectura y de las bibliotecas de Canarias. Nuestro objetivo primordial es colaborar con el Gobierno regional y con los agentes implicados para reanudar cuanto antes los proyectos que quedaron en suspenso. Por otro lado, permanecemos vigilantes ante la precariedad laboral en el ámbito bibliotecario, especialmente recurrente en las corporaciones locales (externalización, escasez de oferta de empleo público, reconocimiento de categorías, etc.). Además, hacemos un seguimiento de las escasas subvenciones convocadas por las Administraciones, así como de las infraestructuras bibliotecarias, muchas de las cuales no están adaptadas a las necesidades de un equipamiento cultural del siglo XXI.

En relación al momento actual que nos está tocando atravesar, ¿cómo habéis vivido en Canarias la llegada del Covid-19 y cómo han reaccionado las bibliotecas?

Aunque Canarias ha sido una de las regiones menos castigadas por la pandemia en cuanto a contagios y fallecimientos, hemos sufrido el confinamiento y la paralización del país con mucha angustia. Las bibliotecas han reaccionado como siempre hacen, adaptándose rápidamente y con solvencia a la nueva situación. Son numerosas las actividades en línea que se han realizado durante estos meses (promoción de la lectura digital, narración oral, clubes de lectura, formación de usuarios/as, talleres…) y me gustaría agradecer de corazón la implicación de los/as profesionales que han hecho posible con su esfuerzo y dedicación (muchas veces con escasos recursos), que mucha gente haya podido acceder al ocio cultural a pesar de la complicada situación que estábamos atravesando. La sociedad y las bibliotecas van de la mano, y la crisis del coronavirus ha venido a reforzar esta idea.

¿Qué iniciativas habéis tomado  desde la Asociación en esta etapa de crisis? ¿Qué acciones tenéis previstas para los próximos meses?

Desde el primer momento hemos intentado ser un vehículo de comunicación útil y fiable, ya que se produjo un gran desconcierto en los primeros momentos de la crisis sanitaria. La pandemia trastocó nuestras vidas como nunca hubiéramos imaginado y siempre estuvo en nuestro ánimo dar soporte y apoyo a todo el que lo necesitara. Recibimos muchas consultas de compañeros/as que se encontraban ante un escenario totalmente nuevo y nos ocupamos de recopilar información de diverso tipo: sanitaria, administrativa, profesional, etc. para arrojar algo de luz a sus demandas.

La crisis sanitaria nos sorprendió en pleno desarrollo del curso en línea Instagram para la promoción de la biblioteca, impartido por Lidia Bartolomé y que pudo ser finalizado sin mayores contratiempos. Además, estamos organizando un segundo curso para el último trimestre del año, en esta ocasión versará sobre Wikipedia, Wikidata y Wikimedia Commons para bibliotecarios/as y estará a cargo de Iván Hernández Cazorla.

A consecuencia de lo anterior, este año la Subdirección General de Coordinación Bibliotecaria, se ha visto en la necesidad y responsabilidad de cancelar el 10CNBP para celebrarlo el próximo año, ¿nos esperáis en Canarias con los brazos abiertos? ¿Cómo crees que viviremos el próximo año este 10CNBP?

He de reconocer que la suspensión del Congreso fue un varapalo para la comunidad bibliotecaria de las Islas, estábamos muy ilusionados/as con poder acoger un evento tan importante y que venía a poner la guinda a tres acontecimientos recientes y sumamente relevantes: la aprobación de la Ley de la lectura y de las bibliotecas de Canarias, el décimo aniversario de la Red de Bibliotecas de Canarias (BICA) y el centenario del fallecimiento de Benito Pérez Galdós. No obstante, la seguridad debe primar sobre cualquier otra consideración y la decisión de cancelar el evento fue lógica y pertinente.

Esperamos que muy pronto se dé a conocer la nueva fecha de celebración del 10CNBP para que todos los agentes implicados nos podamos poner a trabajar cuanto antes para ofrecer un congreso a la altura de las expectativas. Por supuesto que recibiremos a todos los asistentes con los brazos abiertos y estamos convencidos de que disfrutaremos de un congreso memorable el próximo año en Las Palmas de Gran Canaria.

Desde el CCB agradecemos la colaboración prestada por ByD Canarias para la realización de esta entrevista, con la que conocemos de cerca su trayectoria y la actividad que desarrollan. ¡Muchas gracias, Ariel!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *