BiblioPública_Covid19

Algunos datos sobre el efecto del Coronavirus en las Bibliotecas Públicas de España

Algunos datos sobre el efecto del Coronavirus en las Bibliotecas Públicas de España

Desde la Subdirección General de Coordinación Bibliotecaria solicitamos información a todas las CCAA, entre los meses de marzo y abril, sobre el impacto que el COVID-19 ha dejado en las bibliotecas públicas de las diferentes comunidades autónomas de nuestro país.

A continuación, compartimos los principales datos extraídos:

  • En lo que se refiere al cierre de los espacios físicos de las bibliotecas, éstos se han efectuado entre los días 10 y 16 de marzo. Los trabajadores de las respectivas bibliotecas, si bien permanecieron en los centros a puerta cerrada en los primeros días del cierre, en algunos casos; el teletrabajo se habilitó de manera más o menos voluntaria con el inicio del estado de alarma. Esta alternativa de trabajo ha sido secundada por la mayoría de los profesionales, y sólo en casos excepcionales, puestos directivos y técnicos que han efectuado alguna visita presencial, con el objetivo de organizar trabajos telemáticos. Los espacios han seguido mantenidos en lo que se refiere a limpieza, seguridad, etc., de acuerdo a la normativa y gestión de las empresas externas de servicios correspondientes.
  • En cuanto a la consulta que se efectúa en relación a los servicios que desde bibliotecas se han seguido ofreciendo, la totalidad de las comunidades autónomas, apuntan claramente a los diferentes servicios digitales. En la mayoría de los casos, se centralizan esfuerzos en:
    • Impulsar los Servicios de Préstamo Digital: eBiblio y eLiburutegia. Con refuerzo presupuestario para nuevos contenidos, facilitando la obtención de carné virtual, reforzando la asistencia técnica de esta colección digital; en mayor o menor medida y de manera más temprana o dilatada durante el confinamiento de los ciudadanos, en las diferentes comunidades autónomas.
    • Mantener el Servicio de Referencia Virtual, “Pregunte: las bibliotecas responden, como principal canal de atención e información para el ciudadano.
    • Priorizar los proyectos digitales ya en marcha, en los casos en los que se estaban desarrollando.
    • Potenciar los canales web y sociales de las bibliotecas, para acercar el espacio virtual de la biblioteca a la ciudadanía. Si bien en la mayoría de los casos estos canales ya estaban habilitados, las bibliotecas incrementan su actuación en ellos, pasando a ser protagonistas para la conexión con los usuarios. Sin duda, han servido a las bibliotecas como nuevo escenario para continuar desarrollando actividades de fomento de la lectura: clubes de lectura virtuales, concursos, tertulias online, retransmisión de cuentacuentos, etc.
      En relación a la difusión de actividad a través de sus perfiles sociales, se ha hecho uso en la mayoría de los casos de hashtag genéricos utilizados durante todo el confinamiento (#QuédateEnCasa, #YoMeQuedoEnCasa, #YoMeQuedoEnCasaLeyendo), impulsado por el Ministerio de Cultura y Deporte (#LaCulturaEnTuCasa), impulsado por el CCB (#BibliotecaEnCasa) y algunos más específicos correspondientes a la comunidad autónoma o red bibliotecaria en particular.

    Para más información, recordamos que #BibliotecaEnCasa es la campaña impulsada por el CCB para la difusión de las diferentes iniciativas desarrolladas en esta situación sin presentes, y que venimos recopilando con actualizaciones periódicas en nuestra web.

  • En lo relacionado con el tratamiento de los fondos físicos de las colecciones de las bibliotecas, la fecha de vencimiento para la devolución de los ejemplares prestados, se ha ido posponiendo. En la mayoría de los casos se trabaja en la definición de un protocolo de actuación para el tratamiento de los ejemplares, con medidas como la cuarentena para su desinfección.
  • En lo relacionado con el papel de las bibliotecas para combatir las fake news generadas en torno al COVID-19, no ha sido habitual alguna acción específica más allá de la redirección a fuentes oficiales para consulta.

Agradecemos a las bibliotecas participantes la remisión de esta información, que nos ayuda a entender la realidad vivida desde bibliotecas en los últimos meses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *