Fachada-Medialab-2-rojo-ampliado-y-rotulado

Sesiones de debate en Laboratorios bibliotecarios en confinamiento

Sesiones de debate en Laboratorios bibliotecarios en confinamiento

El proyecto Laboratorios Bibliotecarios que forma parte de una de las Medidas enmarcadas de la LÍNEA 1. USUARIAS, USUARIOS, AUDIENCIAS Y PÚBLICOS del III Plan Estratégico 2019-2023 del CCB, se ha planteado como una herramienta que el Ministerio de Cultura y Deporte que se pone a disposición de los profesionales de las bibliotecas para poder reflexionar, debatir y compartir recursos en torno a la participación ciudadana en las bibliotecas.

Como parte del cumplimiento de uno de sus objetivos, que es el de crear y moderar un foro de discusión, y como forma de dar respuesta a la situación excepcional que estamos viviendo, este proyecto, ha desarrollado unas nuevas sesiones de trabajo, denominadas Laboratorios Bibliotecarios en confinamiento. Estas sesiones se distribuirán en diferentes espacios de debate, retransmitidos a través de YouTube, en los que se invita a reflexionar sobre el impacto de la pandemia en las bibliotecas o sobre cómo estas dan respuesta a los futuros retos que se generen.

De hecho, la primera sesión se llamó Las bibliotecas durante y tras el confinamiento, tuvo lugar el 12 de mayo, y actualmente está disponible desde aquí. Esta sesión recogió la presentación de El Anti-Informe de Javier Pérez Iglesias, activista bibliotecario y director de la biblioteca de Bellas Artes de la Complutense, en el que se incluía información sobre las medidas tomadas por las bibliotecas en respuesta a la crisis. Posteriormente, y teniendo como base este Anti-informe, se llevó a cabo un debate en el que participaron el propio Javier, Laia Sánchez, de Citilab, Matt Finch, consultor para instituciones culturales en dirección estratégica, extensión comunitaria y desarrollo de colecciones y eventos, y Alicia Sellés, Presidenta de FESABID. Durante el mismo analizaron la situación y expusieron sus ideas sobre el impacto de la crisis en las bibliotecas del futuro.

Entre sus ideas más relevantes, se pueden destacar en cuanto a la valoración de la reacción de las bibliotecas ante esta crisis, que en conjunto se reconoce el gran esfuerzo que han hecho todas las bibliotecas, de cualquier tipología para dar acceso a sus servicios y llegar a sus usuarios.

Se ha visto la importancia de poner en valor la labor de las bibliotecas en situaciones como ésta y de resaltar que son una pieza fundamental en la conformación de la esfera pública. No obstante actualmente se echa de menos contar con mecanismos para medir y demostrar ese valor de las bibliotecas.

Las bibliotecas son parte del ecosistema de innovación ciudadana y con la enorme red que conforman tienen una gran capacidad para participar en la construcción de soluciones ante los desafíos a los que nos enfrentamos. En ese sentido el proyecto de Laboratorios Bibliotecarios contribuyen a generar conocimiento y proponer proyectos colectivos.

Ante el escenario actual de recorte de recursos, las bibliotecas deben trabajar más que nunca en crear alianzas con otros agentes, en diferentes esferas.

Se insiste en que las bibliotecas deben trabajar en lograr el acceso significativo a la información y tratar de reducir las brechas tanto digitales como sociales que la situación de crisis actual pone aún más de manifiesto.

Parece que cada vez más en el futuro se podrán dar situaciones como ésta y ello implica estar atentos para una respuesta desde las bibliotecas con capacidad suficiente para adaptarse y para la innovación constante.

Las conclusiones fundamentales extraídas de las cuestiones planteadas durante el debate se pueden consultar en la Transcripción del debate.

La segunda sesión bajo el título Bibliotecas: una respuesta ambiciosa a los retos de la crisis, tuvo lugar el día 19 de mayo a las 18:00, y que se puede visualizar desde aquí. En esta ocasión se centró en los retos a los que se enfrenta la sociedad a lo largo de esta crisis y en qué se puede hacer desde las bibliotecas, como institución de proximidad, para enfrentar dichos retos y qué alianzas se pueden establecer para reducir las brechas que existen en nuestra sociedad. En la sesión participaron: Concha Vilariño (Servicios Sociales de la Comunidad de Madrid), Leticia de Antonio de la Vega (Coordinación de actividades en la red de bibliotecas públicas del Ayuntamiento de Madrid. Implementación de la Agenda 2030), Ángel Portolés (Gestor cultural y coordinador del programa de Acompañamiento Técnico del PEU de la Universitat Jaume I) y Marcos García (Medialab Prado).

Las principales ideas que se pueden extraer de esta sesión están recogidas en la Transcripción del debate. Pero cabe destacar algunas de las más significativas como que:

Las bibliotecas pueden apoyar en diferentes aspectos de la reconstrucción social en colaboración con otros sectores públicos y también privados y con el ámbito educativo y empresarial. Destaca su labor en la identificación de la información veraz, en la alfabetización digital, y como apoyo a la educación, para la realización de tareas escolares así como en la reinserción laboral. Además de que dentro de la función social que tienen también pueden servir como salida a una soledad no deseada, a través de sus actividades de colaboración.

Las bibliotecas son uno de los espacios donde se puede dar una respuesta ágil a las necesidades y carencias de los ciudadanos, en cuanto a los recursos que puede ofrecer, especialmente en el ámbito educativo.

Entre los retos planteados, se destaca la capacidad de las bibliotecas para incorporar a las personas en el desarrollo de propuestas. Como lugares de encuentro seguros y como espacios para compartir. Las bibliotecas deben permitir incorporar a las personas para el desarrollo de proyectos desde el inicio, tanto con otras instituciones y colectivos, de modo que la sociedad en general sienta la biblioteca como suya.

Es por esto, que durante este tiempo de confinamiento se ha reforzado la idea de que para el desarrollo de diferentes proyectos y actividades hay que sumar fuerzas, tejer alianzas, entre las propias bibliotecas y con otras instituciones y colectivos, para dar respuesta a las necesidades de la ciudadanía y para fortalecerlos como espacios de convivencia. Todo ello dando lugar a un nuevo marco, un nuevo paradigma con presencia y actividad virtual y presencial.

Finalmente, hay que destacar que estas Sesiones, con sus correspondientes espacios de debate, continuarán realizándose. Para obtener más información, solo es necesario consultar el hashtag #LaboratoriosBibliotecarios y los Laboratorios Bibliotecarios en confinamiento; además de nuestro perfil en Twitter @CCBiblio desde donde te proporcionaremos toda la información actualizada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *