Lucila Uriarte

Entrevista a Lucila Uriarte, coordinadora del Grupo de Trabajo de ‘Sistema de Información sobre Bibliotecas Españolas’

Su dilatada experiencia en la Subdirección General de Coordinación Bibliotecaria, dentro de la Dirección General del Libro y Fomento de la Lectura, Ministerio de Cultura y Deporte, como Jefa del Servicio de Estadísticas y Evaluación, incluye la coordinación del Grupo de Trabajo de ‘Sistema de Información sobre Bibliotecas Españolas’ del CCB, que persigue unos objetivos fundamentales en materia de recogida de datos, publicación y explotación, para un adecuado seguimiento y evaluación del panorama bibliotecario español.

¿Qué significa para ti el CCB? ¿Por qué crees que es importante?

El CCB es el órgano colegiado que canaliza la cooperación bibliotecaria entre las administraciones públicas. Su composición es interadministrativa, y depende del Ministerio de Cultura y Deporte. Entre sus objetivos principales está la integración de los sistemas bibliotecarios en el Sistema Español de Bibliotecas.

La existencia del CCB es fundamental ya que es el órgano para canalizar la política bibliotecaria, para promover y elaborar planes y proyectos que favorezcan y promuevan el desarrollo y la mejora de las bibliotecas y sus servicios, para dar visibilidad a las bibliotecas con el objetivo de que lleguen a toda la población española, y se conviertan en un servicio imprescindible y demandado.

¿Cuándo iniciaste tu colaboración con el CCB?

En el año 1997, cuando se pusieron en marcha las líneas de cooperación con los responsables de la promoción y prestación del servicio de biblioteca pública en las Comunidades Autónoma, en el marco de las “Jornadas Técnicas de Cooperación Bibliotecaria”.

¿Qué motivaciones te llevaron a colaborar con el CCB?

En el año 1997, yo era Jefa de Servicio de Automatización Bibliotecaria, y entre las tareas que realizaba, una de ellas, era la recogida de datos de las 53 Bibliotecas Públicas del Estado (BPE), que desde 1983 ya venían recogiéndose sistemáticamente. La Subdirección General de Coordinación Bibliotecaria (SGCB), ha ejercido y ejerce, entre otras, por Real Decreto de estructura del Ministerio de Cultura, la función de la “obtención, explotación y utilización de datos de bibliotecas”, y desde esa fecha se editaba con periodicidad anual la publicación: Bibliotecas Públicas del Estado: estudio estadístico, con los datos suministrados por las 53 BPE.

Mi implicación y motivación ha sido por necesidades de servicio. No obstante, quiero resaltar que el nuevo marco de cooperación supuso para mí un gran reto, porque se planteó la necesidad de contar con datos de todas las bibliotecas públicas de titularidad estatal, autonómica, municipal y privada.

Los primeros avances en el campo de la biblioteca pública se producen cuando las competencias en esta materia fueron transferidas a las CCAA y la ley de Régimen Local de 1985 obligaba a los municipios de más de 5.000 habitantes a dar el servicio de biblioteca pública.

Por tanto, los datos de las 53 BPE no eran suficiente para conocer la situación de las bibliotecas públicas en España, y apreciar una imagen de conjunto a nivel nacional.

Esta iniciativa de contar con los datos de todas las bibliotecas públicas iba a permitir tener una imagen global y real del servicio de biblioteca pública en España, entendido como un sistema, como un conjunto interrelacionado de centros bibliotecarios que prestan servicio a una población determinada, para garantizar que todos sus ciudadanos tengan, allá donde residan, la posibilidad de acceder en igualdad de oportunidades a la cultura, la información y el conocimiento.

Cuéntanos en qué consiste tu grupo de trabajo: cómo surgió, objetivos, etc.

El Grupo de Trabajo Sistema de Información sobre Bibliotecas Españolas, es un GT mixto y estable, adscrito a todas las Comisiones Técnicas de Cooperación del CCB.

Surgió en 1997 en el marco de las ya mencionadas Jornadas Técnicas de Cooperación Bibliotecaria, en las que las estadísticas era una de las materias de interés. En este marco de cooperación se acordó trabajar de forma conjunta en la recogida de datos estadísticos sobre las bibliotecas públicas españolas entre el Ministerio de Cultura y los Servicios de Bibliotecas de los Departamentos de Cultura de las administraciones autonómicas, y se creó el Grupo de Trabajo de estadísticas que ha funcionado y sigue funcionando dentro del CCB, con el nombre actual “Sistema de información sobre bibliotecas españolas”.

Las primeras líneas de actuación fueron:

  • Desarrollar una labor de estudio, debate y propuestas con el objeto de promover la existencia de unas estadísticas fiables del conjunto de las bibliotecas públicas españolas.
  • Elaborar unas estadísticas de bibliotecas públicas basadas en la información recogida por las CCAA, con una periodicidad anual.
  • Definir el modelo de recogida de datos, siguiendo en lo esencial la norma ISO 2789 “Information and documentation — International library statistics”.

En 2007, se dio un paso más y se acordó la elaboración y mantenimiento del “Directorio de Bibliotecas Españolas” ubicadas tanto en territorio nacional, como en el extranjero, de interés y utilidad tanto para los profesionales del sector como para los ciudadanos. Actualmente el directorio recoge datos de más de 8.000 bibliotecas, en situación de alta.

La composición del Grupo de trabajo es la siguiente: 3 representantes de la Administración General del Estado, 1 representante de cada una de las Administraciones Autonómicas, 1 representantes de REBIUN, y 1 representante de la FEMP.

Los objetivos principales del Grupo de Trabajo son:

  • Con respecto a las bibliotecas públicas: – Disponer anualmente de una radiografía de la situación actual de las bibliotecas públicas a nivel nacional. – Facilitar datos útiles, fiables y de calidad, para un mejor conocimiento de la realidad de este servicio público. – Poner en relación sus datos entre sí y con los de la población a la que atienden, para valorar el nivel de desarrollo alcanzado.
  • Seleccionar indicadores de rendimiento para una evaluación nacional de las bibliotecas públicas españolas.
  • Y en lo que se refiere al directorio el mantenimiento del directorio de todas las bibliotecas españolas de forma cooperativa. Hay que señalar la colaboración que desde 2005 se mantiene con el Instituto Nacional de Estadística (INE), en la actualización del Directorio marco de bibliotecas españolas, necesario para las nuevas ediciones de la Estadística de Bibliotecas, que el INE recoge cada dos años (en los años pares), que a su vez ha servido para la actualización de nuestro directorio.

Cuéntanos cómo os organizáis los integrantes de este grupo de trabajo: metodología, reuniones, etc.

En 2007 se creó el marco real de recogida de datos de las bibliotecas españolas, cuyo resultado ha sido el establecimiento de Alzira: “Sistema de Información sobre Bibliotecas Españolas”, que está alojado en los servidores del Ministerio de Cultura y Deporte, compuesta por una aplicación informática, un acceso extranet y las publicaciones Web. El sistema está compuesto de dos bases de datos en constante crecimiento, estructurado en tres módulos: el módulo directorio marco, el módulo cuestionario, y el módulo explotación, que reúne información sobre sobre la actividad de las bibliotecas públicas españolas.

Con carácter general, los datos de esta estadística tienen como fecha de referencia los datos acumulados a 31 de diciembre del periodo de referencia. Ambas administraciones, a través de los integrantes en el Grupo de Trabajo, participan en las diversas fases de elaboración de la estadística: revisión y actualización de las variables del cuestionario, actualización del directorio marco, recogida de la información, depuración y validación de los datos, cierre de los cuestionarios y confirmación de los datos.

La entrada de datos está preparada para trabajar de acuerdo con el perfil y la metodología elegida por cada uno de los Servicios de Bibliotecas de las CCAA. Los perfiles elegidos por las CCAA para trabajar en el sistema Alzira son:

  • Biblioteca individualizada en línea.
  • Un responsable de las bibliotecas de un ámbito territorial o de un grupo específico de bibliotecas.
  • Volcado masivo.

Una vez terminada la fase de depuración, validación y confirmación de los datos por parte de las CCAA, se procede al análisis y explotación de datos agregados correspondientes al ámbito nacional, de acuerdo con la siguiente metodología:

  • Creación de los informes generales y de evolución de los últimos cinco años por Comunidades Autónomas.
  • Creación de los informes generales de los bibliobuses y de las 53 Bibliotecas Públicas del Estado.
  • Creación de los informes con la variación interanual.
  • Elaboración de los indicadores de rendimiento y su evolución.
  • Análisis y valoración de los datos.

El Grupo de trabajo, ha realizado reuniones anuales desde 1997, la última reunión se celebró el 24 de mayo de 2017. En los dos últimos años, los contactos diarios con los integrantes han sido son por correo electrónico, teléfono y a través de la aplicación Sedes colaborativas.

¿Nos puedes adelantar próximos pasos o acontecimientos que surgirán de tu grupo de trabajo?

Menciono algunos puntos que se consideran fundamentales para el progreso de las iniciativas puestas en marcha, ya desde hace años, en materia de obtención de datos sobre las bibliotecas españolas:

Desde 2005 se han mantenido reuniones con el INE para articular las estadísticas de bibliotecas españolas del INE y las del Ministerio de Cultura/CCAA, que hasta la fecha de hoy el resultado ha sido muy positivo dado que se llevaron a cabo medidas como la unificación de los cuestionarios, la clasificación de las bibliotecas y se inició la colaboración bienal para la actualización del directorio marco.

Actualmente, se quiere dar un paso más, y próximamente la SGCB va a iniciar conversaciones con los responsables de la División de Estadísticas del Ministerio de Cultura y Deporte, interlocutora principal con el Instituto Nacional de Estadística (INE), para intentar que confluyan las dos publicaciones con el objeto de llegar a tener una imagen única, fiable y no distorsionada del conjunto del sector en España.

Por otro lado, otra de las acciones es poner en marcha unas bases firmes para obtener datos de calidad y adquirir un compromiso oficial para el cumplimiento de los plazos.

¿Cómo ha sido la evolución que ha experimentado la recogida de datos de bibliotecas españolas?

Esta recogida de datos sobre las bibliotecas españolas ha permitido desarrollar un sistema de publicación Web de acceso público que permite consultar información actualizada de las bibliotecas españolas.

El balance de esta actividad ha sido muy positivo, ya que toda la información recogida se ofrece al ciudadano organizada y presentada en tres publicaciones a través de la Web del Ministerio de Cultura y Deporte (MCD):

  1. Bibliotecas Públicas españolas en cifras: el ámbito de este estudio abarca los datos de todas las bibliotecas públicas de las 17 Comunidades Autónomas y de las Ciudades Autónomas de Ceuta y Melilla, y las variables de dicho estudio se refieren al número de unidades administrativas, puntos de servicio fijos y móviles, municipios y población servida, así como a las características generales de la biblioteca, referidas a su colección, usuarios, usos, servicios que prestan, actividades que programan, gastos corrientes y de inversión, su acceso, instalaciones y equipamiento, informatización e Internet, personal, etc., además de la variación interanual, la evolución de los indicadores durante los últimos cinco años y los indicadores de rendimiento del año en curso.
  2. Panorámica de las 53 Bibliotecas Públicas del Estado: La elaboración de estas estadísticas se realizan desde 1983 con los datos suministrados por las 53 BPE, es una referencia informativa que da cuenta de cómo crece, funciona, y sirve al ciudadano esta red bibliotecaria estatal, integrada por estos 53 centros de especial relevancia para el desarrollo cultural del país y el acceso a la información de los ciudadanos. Son, por lo general, las bibliotecas más importantes de las ciudades en que se ubican y su presencia en el panorama de la actividad bibliotecaria nacional está reconocida.
  3. Directorio de bibliotecas españolas: publicación, a partir de los datos cargados en Alzira, que proporciona información de las Bibliotecas nacionales y regionales, bibliotecas públicas, bibliotecas de instituciones de enseñanza superior y bibliotecas especializadas relativa a:
  • Denominación completa del centro
  • Dirección postal
  • Geolocalización
  • Horarios
  • Teléfonos y correos electrónicos
  • Principales servicios electrónicos ofrecidos
  • Redes sociales
  • Tipo de biblioteca
  • Función que cumple: Unidad Administrativa, Punto de Servicio (biblioteca central/principal y biblioteca sucursal), Bibliobús.
  • Año de fundación
  • Administración titular y gestora, etc.

¿Cuáles crees que son los principales retos en materia de recogida, explotación y análisis de datos que las bibliotecas deben afrontar?

Las bibliotecas como cualquier organización o sector de actividad precisan contar con unos datos estadísticos fiables respecto a su funcionamiento, como instrumento necesario para multitud de funciones que un sector como el que nos ocupa debe cumplir.

En lo que se refiere a la biblioteca pública hay que señalar que es el servicio público de que se dota la sociedad para garantizar que todos sus ciudadanos tengan, allá donde residan, la posibilidad de acceder en igualdad de oportunidades a la cultura, la información y el conocimiento, independientemente de cuales fueren su raza, nacionalidad, edad, sexo, religión, idioma, discapacidad, condición económica, laboral y nivel de instrucción.

Un servicio público como el de biblioteca debe estar sometido al control de los órganos administrativos encargados de su gestión o promoción, y debe justificarse ante la ciudadanía que mantiene con sus impuestos dicho servicio.

Es por ello, por lo que los retos que deben afrontar los responsables de la biblioteca pública, y/o de las Unidad Administrativa o sistemas de bibliotecas públicas en materia de recogida y explotación de datos son:

  1. Recabar datos fiables y de calidad en torno al servicio que presta la biblioteca, que sirvan para medir la efectividad de la gestión, para la mejora de la planificación, para el control de los procesos y servicios y que ayuden a la toma de decisiones y acciones, y demuestren que la biblioteca cumple con su misión.
  2. Promover y estimular en la propia biblioteca la evaluación de los servicios, las actividades, el rendimiento de las colecciones, etc., que ayude a la mejora de la gestión, la planificación y la toma de decisiones.
  3. Comparar los resultados.
  4. Informar sobre los resultados a las Administraciones locales, regionales y nacionales que para que puedan ejercer sus funciones de ayuda, financiación, y supervisión.
  5. Difundir seria y responsable su actividad ante la sociedad.

¿Por qué es importante trabajar para conseguir un sistema de información que garantice la recogida, explotación y análisis de datos de bibliotecas?

El mantenimiento de un “Sistema de información sobre bibliotecas españolas”, para la recogida, explotación y análisis de datos, ha logrado alcanzar los objetivos de esta iniciativa conjunta de cooperación entre el Ministerio de Cultura y las Comunidades Autónomas, y ha permitido:

  • Construir un registro estandarizado de datos, con objeto de dar servicio a la comunidad cultural, al entorno bibliotecario, a la gestión pública y a los ciudadanos en general.
  • Obtener una imagen completa del sector de las bibliotecas públicas en nuestro país, medir las variaciones anuales en su actividad y hacer un análisis más cercano a la realidad de la situación de estas bibliotecas en nuestro país y calibrar el papel que desempeñan en el acceso a la información por parte de los ciudadanos, así como establecer comparaciones con la situación en otros países de nuestro entorno.
  • Elaborar a partir de los datos obtenidos “Indicadores de rendimiento”, cuya finalidad es la evaluación nacional de las bibliotecas públicas españolas y la comparación del rendimiento de la colección, de sus servicios y actividades, que ayuden a la adopción de políticas y acciones en los distintos ámbitos territoriales.
  • Editar publicaciones, estudios e informes.
  • Desde el punto de vista técnico, al sistema de información sobre bibliotecas españolas hay que seguir dotándole de medios para registrar los cambios y adecuarlo a la realidad del servicio bibliotecario de cada momento. Es importante además promover y fomentar entre las CCAA la dotación de herramientas y facilidades para la recogida y análisis de datos.

Desde el Consejo de Cooperación Bibliotecaria, agradecemos mucho la detallada respuesta de Lucila a nuestra entrevista, con la que esperamos ofrecer una amplia visión de lo supone la recogida de datos de bibliotecas y su posterior publicación y explotación. Nuestro objetivo es también concienciar acerca de la importancia del trabajo y colaboración de las diferentes comunidades autónomas para, entre todos, tener la capacidad de mostrar a la sociedad la realidad de nuestras bibliotecas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *