10 años archivando sitios web en la Biblioteca Nacional de España

En diciembre de 2019 se cumplieron 10 años del lanzamiento del proyecto de Archivo de la Web Española. Desde entonces, la Biblioteca Nacional de España (BNE) ha consolidado su infraestructura, las políticas y los procesos para llevar a cabo esta tarea de preservación del patrimonio en línea, como llevan haciendo desde hace años las bibliotecas nacionales más importantes del mundo.

Los recursos que componen la web española encierran las claves para la comprensión futura del siglo XXI. Por ello, la Biblioteca Nacional de España, inspirándose en las Directrices para la preservación del patrimonio digital de la UNESCO (2003) y en la Recomendación de la Comisión Europea de 24 de agosto de 2006 sobre la digitalización y la accesibilidad en línea del material cultural y la conservación digital, asumió en 2009 como un deber propio encargarse del archivado del capital cultural.

Siguiendo la estela de las bibliotecas nacionales más importantes del mundo, y consciente de la importancia que estaban cobrando en el ámbito bibliotecario internacional las iniciativas conducentes a la preservación de la producción cultural digital, la BNE abordó la recolección de recursos españoles publicados en Internet (webs, blogs, foros, listas de distribución, documentos, imágenes, vídeos, etc.). La meta era crear un archivo de la web española, con objeto de conservar y facilitar el acceso futuro a contenidos digitales españoles albergados bajo el dominio nacional .es y otros dominios genéricos (.com, .net, .edu, .org, etc.). Así, siguiendo también la estela de dos proyectos nacionales predecesores PADICAT (Patrimonio Digital de Cataluña, creado en 2005) y ONDARENET (Archivo del Patrimonio Digital Vasco, en 2007)– se puso en marcha el sistema de preservación de los contenidos digitales españoles.

La BNE y las Comunidades Autónomas, a través de los centros de conservación que éstas designan, son hoy en día las encargadas de la preservación del patrimonio bibliográfico en línea de forma compartida, bajo el marco legal del Real Decreto 635/2015 que regula el depósito legal de las publicaciones en línea.

Debido al gran volumen de publicaciones en línea existente es imposible, a día de hoy, aspirar a un depósito legal exhaustivo de estas publicaciones. Por ello mismo, la colaboración interadministrativa es fundamental para que la preservación de este patrimonio bibliográfico sea lo más completa y eficaz posible.

Los sitios web se recolectan utilizando un software especializado de rastreo y archivado automatizado de sitios web. Se ha creado una red de conservadores web, bibliotecarios o documentalistas especializados en el marco del CCB, tanto de la BNE como de las bibliotecas autonómicas, que se encarga de identificar y seleccionar los recursos en línea que son objeto de depósito legal para recolectarlos y guardarlos en el archivo web. Actualmente, además de mantener colecciones por cada ámbito regional, esta red colabora en otras colecciones transversales. Es el caso, por ejemplo, de la Colección de Elecciones Generales de 2019, a la que se aportó más de 1.000 sitios web que se recolectan de manera periódica; o, la colección de Patrimonio Etnográfico, que pretende recoger el mayor número de sitios web sobre tradiciones populares en la que están colaborando todos los conservadores web.

Conoce el Archivo de la Web Española aquí y recordamos este fantástico vídeo en el que la BNE nos cuenta en 59 segundos por qué guarda páginas web #BNEen59segundos:

>

Agradecemos la siempre colaboración de BNE, y particularmente del Área de Gestión del Depósito de las Publicaciones en Línea, para la elaboración de esta noticia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *