Las Bibliotecas Verdes de RECIDA en la Cumbre Mundial del Clima en Madrid (COP 25)

El año 2019 terminó para las Bibliotecas Verdes de RECIDA, la Red de Centros de Información y Documentación Ambiental del Estado español, con un importante acontecimiento: ser seleccionados de entre las 1.500 propuestas presentadas para la 25 Cumbre Mundial del Clima y tener un estupendo espacio en la Zona Verde de la Sociedad Civil, con el título Las bibliotecas verdes por el clima (RECIDA): Tesoros para cambiar el mundo.

La Red de Centros de Información y Documentación Ambiental, RECIDA, creada en el año 2004, está coordinada por el CENEAM, que pertenece al Organismo Autónomo Parques Nacionales, del Ministerio de Transición Ecológica. Esta red está formada por 127 centros de 17 comunidades autónomas procedentes de la Administración estatal, autonómica y local, universidades, fundaciones, diputaciones, asociaciones, etc. Entre sus principales objetivos está la colaboración entre sus miembros con el fin de ofrecer, de una forma organizada y adecuada para cada perfil de público, la ingente documentación que existe sobre temas ambientales.

Esta red surgió en el marco de los Seminarios Permanentes del CENEAM, que recibió en esta cumbre el I Premio a la Educación Ambiental del Grupo EA26. Estas reuniones anuales que comenzaron en el 2002, han dado lugar a un gran número de documentos y comunicaciones interesantes que pueden ser consultados a texto completo. En su organización ha colaborado el Parc Natural de la Zona Volcánica de la Garrotxa de la Generalitat de Catalunya y otras organizaciones cuando el lugar de celebración ha sido fuera de Valsaín (Segovia). También cuenta con el apoyo de la Universidad de Zaragoza para la web de RECIDA y con una comisión asesora formada en estos momentos por Isidro Aguillo, José Pino, Elena Primo y Jesús Tramullas.

Tal y como nos transmite para esta noticia Rosario Toril del Centro Nacional de Educación Ambiental (CENEAM), esta gran ocasión donde los medios de comunicación estaban tan presentes, les ha permitido visibilizar la red, sus centros repartidos por toda la geografía española, sus servicios… Pero sobre todo les ha permitido transmitir que la información de calidad, de fuentes fiables, seleccionadas por profesionales, puede servir a cualquier ciudadano interesado en el medio ambiente y preocupado por el estado de emergencia climática en el que vivimos actualmente. Estos principios los comparten también con APIA, Asociación de Periodistas Ambientales, que también tuvieron la amabilidad de ayudarles en esta ocasión.

Las bibliotecas son motores para el cambio como declaraba la IFLA y están comprometidas con los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030. En la Cumbre del Clima las Bibliotecas Verdes han mostrado algunas de sus acciones para el objetivo 13 “Acción por el clima” que quedaron plasmadas en un póster diseñado para el evento:

Algunas de estas acciones son:

  • Ciclo de Cine Ambiental y Solidario realizado por el Centro de Documentación Ambiental Domingo Quiroga del CEIDA de Oleiros en Galicia.
  • Canales de YouTube. El Cedreac de Cantabria con su canal de Sipnasis Ambiental y el CENEAM ofrecen vídeos para sensibilizar en estos temas.
  • Gentes biblioverdes: entrevistas y café tertulia en el Centro de Documentación del Agua y el Medio Ambiente (CDAMAZ), donde se da voz a la gente del sector ambiental, compartiendo sus experiencias que pueden servir de referente para la acción por el clima.
  • Pelis, libros y cómic para la Juventud por el Clima. El Centro de Documentación del Agua y el Medio Ambiente colabora en la sección Jóvenes del Festival Internacional de Cine y Medio Ambiente de Zaragoza. Las películas se complementan con recomendaciones lectoras: cómics y novela juvenil.
  • Cuentacuentos ambientales. Actividad realizada en verano en el CENEAM. También se colabora con los colegios del entorno con esta actividad y préstamos anuales de libros.
  • Portales temáticos sobre cambio climático. Algunos de ellos realizados por:
  • Centre de Documentació de Medi Ambient del Departamento de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat de Catalunya
  • Centro de Documentación del Centro Nacional de Educación Ambiental (CENEAM) El CENEAM es Punto Focal Nacional del artículo 6 del Convenio de Naciones Unidas contra el Cambio Climático, en colaboración con la Oficina Española de Cambio Climático.
  • Fototeca ambiental. Recopilación de imágenes de adaptación al cambio climático, educación ambiental y espacios protegidos, fauna y flora, accesibles en línea a toda la ciudadanía y descargables gratuitamente.
  • Juegos educativos sobre el clima. La biblioteca de AEMET ofrece juegos para aprender los distintos tipos de clima, sus elementos y factores, así como las variaciones climáticas que se han producido a lo largo del tiempo.
  • Maleta de la movilidad y la calidad del aire. El Servicio de Documentación de Educación Ambiental del Ayuntamiento de Barcelona ofrece a los centros educativos una maleta de recursos pedagógicos con una amplia propuesta de actividades educativas dirigida al profesorado de todas las etapas educativas y de diferentes especialidades.
  • Digitalización Sostenible. El Servicio de Bibliotecas de la Universidad de Navarra colabora en la campaña impulsada por Fundación Ecotic, como punto de recogida de dispositivos electrónicos en desuso.
  • Desarrollo del espíritu crítico. Tiempo de Actuar donde se elaboran y recopilan recursos didácticos para trabajar en el aula cuestiones de carácter ecosocial.
  • Acceso a los recursos ODS 13 de la Biblioteca de las Naciones Unidas y al resto de ODS, que nos facilita la Biblioteca depositaria de la ONU (ONUBIB) de la Universitat de Valencia.
  • Marcapáginas del Parc Natural de la Zona Volcánica de la Garrotxa, con centros cuyos fondos disponen de información destacada sobre climatología.
  • Embajadores de la Biodiversidad. El Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA) lidera este proyecto de ciencia ciudadana, que involucra a investigadores, técnicos, hortelanos, estudiantes y profesores de centros educativos y sirve para concienciar a la sociedad sobre las consecuencias del cambio climático, la biodiversidad agroambiental y demostrar que la agricultura local y sostenible puede ser parte de la solución.
  • Arquitectura sostenible. La biblioteca de la Facultad de Ciencias Agrarias y Ambientales de la Universidad de Salamanca participa en la comisión para la construcción de su nuevo edificio
  • En las reuniones anuales de la red se utiliza transporte público y coches compartidos, minimizando así las emisiones.

Estas acciones también fueron presentadas en el Congreso sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas, que se celebró en Valencia el pasado 24 de octubre. La red además presentó sus acciones en los ODS en las XVI Jornadas Españolas de Información y Documentación de Fesabid, celebradas en Barcelona en mayo del pasado año 2019, ganando varios de sus miembros la mejor presentación de póster por el Directorio de la Energía y los ODS, que además había obtenido la distinción Sello CCB en el 2018.

A continuación, Rosario Toril, nos transmite a modo de crónica cómo vivieron las Bibliotecas Verdes su participación en la COP25:

Dado el escaso tiempo que teníamos para organizarlo todo, tuvimos que ser rápidos y buscar sinergias para montar el stand y preparar la agenda de actividades, que debía cubrir los 12 días de la cumbre. Fue una gran ayuda la generosa colaboración de las editoriales a las que acudimos para poder presentar las novedades que sobre temas ambientales habían editado: Capitán Swing, Egregius, Episkaia, Errata Naturae, Grupo Anaya, Grupo Planeta, Grupo SM, Kalandraka, Kókinos, Penguin Random House, Siruela, y otras que fueron surgiendo en las visitas que pasaban por el stand como Amazing Books, la autora de “Yo, en el ojo del huracán María. Lecciones para la resiliencia” de Círculo Rojo o “Conectados” de Mandala.

Además, estas editoriales nos proporcionaron los contactos con los escritores que gustosamente vinieron a presentar sus libros. Fue un lujo contar con la presencia y los conocimientos del premiado investigador y divulgador Leopoldo García Sancho, Samuel Martín-Sosa, Daniel Rodrigo del grupo de educación ambiental EA26, José Miguel Viñas, Hector Tejero, Emilio Santiago, Nuria del Viso, el joven Lucas Barrero de Fridays for Future, Andreu Escriva, María Bonete, Francisco Serrano, Antonio Castaño, la prestigiosa oceanógrafa Débora Iglesias-Rodríguez. Así como contar con el punto focal nacional de la Agencia Europea de Medio Ambiente Rafael Andrés David y el experto en cambio climático Alfonso Pino, que tuvo la amabilidad de venir de la Zona Azul, donde se hacían las negociaciones para explicar con claridad los recientes y divulgativos informes sobre cambio climático.

Pero no sólo tuvimos excelentes presentaciones, talleres y juegos, también llevamos a cabo el Primer coloquio de Youtubers de educación ambiental, que moderado por Roberto Ruiz Robles nos permitió conocer el estado actual de estos fantásticos canales.

Por otra parte, los propios centros RECIDA ayudaron con contactos y publicaciones que mostramos: Ecologistas en Acción, Naciones Unidas, Agencia Estatal de Meteorología, Comunidad de Madrid, Instituto de Salud Carlos III, Diputació de Barcelona, Generalitat de Catalunya, SEO Birdlife, CEIDA-Oleiros, Fuhem Ecosocial, Organismo Autónomo Parques Nacionales y Ministerio para la Transición Ecológica. Y en algunos casos, además de ojear el ejemplar, las personas interesadas se podían apuntar para su envío posterior como en el caso de las publicaciones de la ONU sobre los ODS que hizo la Biblioteca depositaria de la ONU (ONUBIB) de la Universitat de València y que tuvieron mucho éxito.

El público que acudió al stand fue muy variado: técnicos, profesores, jóvenes estudiantes, familias, empresarios, investigadores… Fue un verdadero placer atender a personas tan diversas procedentes de todo el mundo, que preguntaban, se interesaban, proponían acuerdos… Se respiraba un aire de tejer lazos, de solidaridad, de interés por conocer para saber qué hacer, cómo contribuir y mejorar. Personalmente, no había vivido una experiencia profesional similar nunca. Por lo que damos las gracias al Ministerio de Transición Ecológica y su ministra Teresa Ribera, que, por cierto, se pasó por nuestro stand, por tender la mano a Chile y tener la valentía de organizar un evento tan complicado y a la Fundación Biodiversidad, que estuvo en todo momento pendiente de su buena marcha.

A los niños y jóvenes que pasaron por allí, bien en familia o con sus profes, también les encantó la muestra de libros infantiles y juveniles que teníamos, resistiéndose más de uno a marcharse de allí. Dado el gran interés por ver toda esa muestra, en breve publicaremos un listado completo con todo lo expuesto.

Fue muy gratificante ver cómo todo tipo de público, pero en especial los jóvenes se sentaban a escuchar las presentaciones, que podían ser informativas, de ficción climática, divulgación científica, proyectos, informes como el Perfil Ambiental en España, el europeo SOER o los últimos publicados del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático. Además, eran muy participativos, preguntando cuestiones ambientales, divirtiéndose con el Juego de escape de los ODS del Cedreac o los juegos meteorológicos de AEMET, dibujando en el Taller de El Retrete o tejiendo con las Labores solidarias de la IAIA.

Cada día era una sorpresa, y la agenda se iba modificando con las propuestas tan interesantes que llegaban. Toda esa actividad fue posible por la presencia y apoyo en las redes sociales de los centros RECIDA. En especial cabe destacar la colaboración de: AEMET, Biblioteca Depositaria de Naciones Unidas de la Universitat de València, Centre de Documentació de Medi Ambient del Departamento de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat de Catalunya, Centro de Documentación de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Sostenibilidad de la Comunidad de Madrid, Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón, Centro del Agua y el Medio Ambiente de Zaragoza (CDAMAZ), CEDREAC de Cantabria, CEIDA de Oleiros, Fundación Fuhem, Instituto de Salud Carlos III, Ministerio de Fomento y personal del CENEAM. También contamos con la colaboración de una joven voluntaria y comprometida, una compañera experta jubilada y varios familiares que nos ayudaron en todo momento.

Fue muy interesante estar en esta cumbre, porque aunque algunos nos conocían, la mayoría no sabía de nuestra existencia, ni de las posibilidades que las diversas Bibliotecas Verdes de RECIDA podían ofrecerles, por lo que claramente este evento ha supuesto un hito muy importante para divulgar todos los “tesoros” que están al alcance en estas bibliotecas especializadas, hacer alianzas imprescindibles en estos tiempos , y para potenciar el gran valor e importancia que las bibliotecas tienen para ayudar al conocimiento y la concienciación ambiental necesaria para conservar nuestro hábitat, nuestra salud y en definitiva, nuestro bienestar que debe ir acompañado del cuidado del planeta. Como decía Wangari Maathai ”Es realmente extraordinario que lo conserven aquí para que las generaciones futuras lo conserven y lo respeten”.

     

Desde el CCB aplaudimos esta fantástica iniciativa y agradecemos la colaboración prestada por Rosario Toril proporcionándonos toda la información expuesta.

Deja un comentario

Estamos a tu disposición a través del perfil social del CCB en Twitter, al que puedes dirigirte desde el siguiente botón.