Entrevista a Yolanda de la Iglesia, Presidenta de SEDIC y Responsable de Documentación en la Red de Bibliotecas del Instituto Cervantes

Coincidiendo con la celebración de la XX Jornada de Gestión de la Información; organizada por SEDIC  y que tendrá lugar el miércoles 7 de noviembre en la Biblioteca Nacional de España, y el jueves 8 de noviembre en 2F Formación; entrevistamos a Yolanda de la Iglesia, Presidenta de SEDIC y miembro del Comité organizador de la Jornada, que además es la Responsable de Documentación de la Red de Bibliotecas del Instituto Cervantes.

SEDIC es toda una referencia para el sector bibliotecario pero,  ¿nos recuerdas sus orígenes y trayectoria?

La Sociedad Española de Documentación e Información Científica, nació en 1975, y fue su promotora y fundadora Dª Emilia Currás, una científica – química, exactamente – que vivió en primera persona la fortaleza del asociacionismo en el campo de la documentación en Alemania, y se decidió a fraguar la creación de una organización útil que hiciera más fácil el ejercicio de la profesión  en nuestro país y consiguiera mejoras en todo orden de cosas.  Desde el principio, SEDIC ha tenido como lema al fomento del intercambio de experiencias y a la formación de bibliotecarios, documentalistas y otros profesionales de la información, en el marco ineludible de la defensa de la profesión. En sus más de cuarenta años de historia, y hasta hoy en día, como se refleja en el Plan Estratégico 2018-2022, su razón de ser es promover y fortalecer profesionales capaces de crear sinergias con la sociedad, capaces de contribuir a su bienestar y la creación de valor.

SEDIC ha mantenido en su marca valores como la innovación, la profesionalidad o el compromiso y con estos valores y otros se ve como una asociación de vanguardia, eficaz, adaptable, sostenible y centrada en los retos de la profesión.

La Jornada que dedicáis cada año sobre Gestión de la Información, cumple ya su XX edición ¿cómo surgió esta iniciativa y qué supone para SEDIC?

Las jornadas sobre Gestión de la Información es un tiempo de aprendizaje, reflexión y encuentro entre los profesionales del sector, pero también buscando confluir con otros campos. La edición de 2018 surge de una vivencia que tenemos como ciudadanos, pero a la que además nos tenemos que enfrentar en el día a día como gestores de información. Esto es, vivimos graves incertidumbres para el acceso en el futuro a todo el conocimiento que confiamos al universo digital, entonces, ¿cómo aseguramos el acceso de las generaciones futuras?

El título de esta vigésima edición “Más allá de las nubes: Accesibilidad, información y conocimiento”  quiere buscar respuestas a una de las muchas preguntas que tenemos en estos tiempos de “hiperconectividad”, “hiperpoblación de datos”, o “hipertransformación” digital: ¿Qué podemos hacer los profesionales de la información para apoyar el acceso público, en todas sus formas?

Cuéntanos qué nos espera mañana 7 de noviembre en la Biblioteca Nacional.

A partir de las preguntas hemos planteado tres áreas de debate que creemos ayudarán a desbrozar el panorama:

  • “Los límites en el acceso a la información”, desde el punto de vista legal e institucional qué normativa tiene presente explícitamente el derecho de acceso universal a la información, y en qué medida lo favorece/obstaculiza; estrategias institucionales etc.
  • “Nuevos entornos, nuevos retos: Las instituciones culturales accesibles”, desde el punto de vista de las instituciones culturales (bibliotecas, archivos, museos, etc.) qué nuevas estrategias relacionadas con estos aspectos del acceso libre y universal a la información, caben ahora y en el futuro.
  • “Hacia la hibridación del profesional”, desde un punto de vista profesional cómo impacta en nuestro sector el acceso libre y universal a la información, ahora y en el futuro de cara a la generación de perfiles profesionales nacidos al amparo de este entorno transversal.

Y, en cuanto a los talleres prácticos del 8 de noviembre en Formación, ¿qué nos puedes contar?

El propósito de los talleres del segundo día de la XX Jornada es cerrar el círculo llevando a un terreno más próximo de experimentación soluciones inmediatas para conocer acciones, estrategias y parámetros diversos se puedan aplicar los asistentes en sus respectivas instituciones o empresas. Se trata de talleres de introducción sobre diversos aspectos de interés que puedan comenzar a aplicar en sus centros. Todos son propuestas interesantísimas: cómo abordar el mundo de las fake news, qué podemos hacer en redes sociales, en protección de datos personales y cómo experimentar en el uso y explotación de los datos a los que accedemos.

¿Cuáles son los objetivos por los que más trabaja SEDIC en estos momentos?

Diría que uno de los objetivos fundamentales a medio y largo plazo de SEDIC es visibilizar y otorgar la relevancia que merece en la sociedad al trabajo de bibliotecas, archivos, y todos los profesionales de la información. Esto empieza por devolverle el entusiasmo, no sólo a nuestras socias y nuestros socios, sino a todas las profesionales. SEDIC quiere mirar al futuro y liderar el diálogo sobre el futuro en nuestro sector. “Rediseñar lo que somos para renovar lo que hacemos”.

¿Qué significado tiene para SEDIC el Consejo de Cooperación Bibliotecaria (CCB)?

SEDIC coincide plenamente en los propósitos del Consejo, es una entidad de un valor extraordinario para los profesionales españoles. Su concepto de trabajo con proyectos, su visión unificadora, el valor de la participación y la apertura a la innovación,  son argumentos que nos hacen estar muy cerca, codo con codo, y estimar su importante papel aglutinante en la profesión, en su día a día y en su entorno administrativo.

¿Cómo crees que podría mejorar la cooperación entre el CCB y las asociaciones profesionales?

La cooperación existe sin duda, pero seguramente una mejora vendría de una labor más consistente y consciente en ese objetivo de SEDIC que apuntaba antes, sacar más a la luz el papel de los profesionales de la información, y sus entornos y prácticas de trabajo. Ahondar en una presencia mejor y mayor en la sociedad. Ser importantes para los asociados, pero también para la sociedad.

Para una Red de Bibliotecas como la del Instituto Cervantes, ¿cómo crees que se podría plantear la presencia y colaboración con el  CCB?

Hasta ahora la presencia y colaboración de la red de bibliotecas del Instituto Cervantes ha sido con acciones muy puntuales. Pero es nuestro deseo aún no realizado, pero cercano, ser más participativos, no en vano se trata de la mayor red de bibliotecas españolas en el extranjero, y sería de enorme interés hacernos eco de los avances del CCB en el mundo profesional fuera del territorio español.

Desde el Consejo de Cooperación Bibliotecaria, agradecemos profundamente la colaboración de Yolanda para la elaboración de esta entrevista en los días previos a esta XX Jornada de Gestión de la Información SEDIC, con la que disfrutaremos estos próximos días también en streaming tanto la sesión de mañana como la sesión de tarde del día 7.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *