Repercusión de la implantación del Proyecto “El Valor de las Bibliotecas” en Navarra

El estudio mantiene su vigencia y utilidad
Pese a que el estudio vio la luz en abril de 2016, y desde entonces no se ha llevado a cabo ningún proceso de actualización de datos, el estudio sigue siendo útil y mantiene su vigencia, no tanto en lo que se refiere a los datos (los datos son del periodo 2014-2016) sino en lo que se refiere a las conclusiones sobre el valor de las bibliotecas y la importancia de las mismas. La idea de que los servicios bibliotecarios que una biblioteca ofrece son rentables, económica y socialmente hablando es algo que quedó demostrado con datos en 2016 y que hoy (2019) sigue plenamente vigente. El estudio realizado en Navarra en 2014-2016 como proyecto piloto del CCB de aplicación del sistema de indicadores de impacto socioeconómico de las bibliotecas en la sociedad, nos ofrecía datos precisos (estimación de que por cada euro invertido las bibliotecas devolvían a la sociedad servicios valorados entre 3,49 y 4,66 euros) y aunque a fecha de hoy no disponemos de datos que nos permitan calcular el ROI actual, sí que tenemos evidencias de que las cifras de uso y el valor de los servicios se mantienen. Sabemos que los datos de préstamos han descendido, pero no el uso de otros servicios (viejos y nuevos), la afluencia de usuarios o el número de actividades realizadas, que han aumentado. Estos datos, así como otros recogidos en las estadísticas actuales indican que ni el uso ni el valor social de lo que las bibliotecas ofrecen ha descendido y dado que, lamentablemente, la dotación de recursos (económicos, humanos, etc.) con los que cuentan las bibliotecas  pese a haber aumentado queda aún lejos de los niveles deseables no es para nada aventurado afirmar que el ROI de las bibliotecas (entendido como la relación entre valor de los servicios / gastos de inversión) sea, a día de hoy, similar al reflejado en la fecha en la que se hizo el estudio.

La documentación disponible y la metodología aplicada
El objetivo del estudio “El valor de las bibliotecas”, además de calcular el valor económico y social de los servicios prestados en las bibliotecas navarras, era llevar a la práctica todo un trabajo previo (establecimiento de una metodología válida, determinación de indicadores y procedimientos encaminados a asignar valor de una manera contrastada y fiable) que fue realizado por el  Grupo Estratégico para el estudio del impacto socioeconómico de las bibliotecas en la sociedad del CCB, coordinado por  FESABID en 2013 y aprobado por el Pleno del Consejo de Cooperación Bibliotecaria en su reunión de Toledo en 2014.

Navarra era el banco de pruebas para llevar a la práctica este planteamiento “teórico” y, a la vista de los resultados, podemos afirmar que la metodología es válida y puede ser aplicada en futuros estudios (de otras comunidades autónomas, bibliotecas, etc.) si bien es necesaria una revisión, necesaria ya que en estos últimos seis años las bibliotecas han cambiado, la sociedad también y lógicamente conviene actualizar los indicadores propuestos en su día y los procedimientos de recogida de datos para hacer frente a esta realidad cambiante.

Las herramientas prácticas (calculadoras) asociadas al estudio
El estudio vio la luz en abril de 2016, fecha en la que se publicó el Informe de resultados y la web http://www.elvalordelasbibliotecas.es en la que se recoge toda la documentación y datos (tablas) que se crearon y utilizaron para este estudio. Las calculadoras fueron un desarrollo posterior (se presentaron en el VIII Congreso Nacional de Bibliotecas Públicas en Toledo en noviembre de 2016) pero desde el primer momento se convirtieron en una herramienta útil y válida para que los usuarios conozcan el valor de los servicios que reciben y las bibliotecas el valor de los servicios que prestan. Las calculadoras no han dejado de usarse, las cifras de descargas de la app para móviles y las visitas a la web se han mantenido y aunque eran herramientas enfocadas para su uso en nuestro país su repercusión ha trascendido más allá de las fronteras (se han registrado descargas de la app en 20 países). La repercusión de esta herramienta ha servido, lógicamente, para dar a conocer el proyecto y el estudio.

Las encuestas realizadas para el Estudio
La información obtenida de las más de 5000 encuestas realizadas, tanto a usuarios como no usuarios de las bibliotecas son una fuente de gran importancia, no sólo para conocer el valor que, para la ciudadanía, tienen  las bibliotecas sino que, además, constituyen una estimable fuente de información para determinar la importancia de los servicios ofrecidos, las funciones y servicios que ofrece la biblioteca, las necesidades formativas e informativas de los usuarios así como los hábitos de uso de la biblioteca (las encuestas recogen datos sobre la frecuencia con la que un usuario acude, el tiempo de estancia, los motivos de uso, los beneficios que le aporta, etc.). Todas las encuestas, cuestionarios, datos tabulados en hojas de cálculo (lo que permite trabajar con ellos), y resultados desglosados se encuentran disponibles y accesibles en la web, datos que se crearon y elaboraron para nuestro estudio pero pueden servir como referencia para otros estudios de carácter social o cultural que van más allá de las bibliotecas. Los datos están disponibles y el permiso para ser utilizados, también.

El interés por parte de instituciones y la comunidad bibliotecaria
Pese a que hace casi tres años de la publicación, organismos, entidades y asociaciones bibliotecarias y otros colectivos siguen mostrando su interés por el estudio y sus resultados. En los últimos años hemos recibido consultas de ayuntamientos y asociaciones bibliotecarias solicitando nuestra colaboración para implantar y reproducir el estudio en sus ámbitos de actuación. En este sentido cabe destacar, por un lado el proyecto de colaboración con la red de bibliotecas públicas de Medellín, en el marco del programa Iberoamericano de Bibliotecas Públicas (Iberbibliotecas), en el que el Ministerio de Cultura y Deporte, a través de la Subdirección General de Coordinación Bibliotecaria es miembro activo del Programa y , por otro lado, la participación de Asun Maestro, Directora del Servicio de Bibliotecas del Gobierno de Navarra, en una mesa en la que se trataba sobre el “Impacto social de las bibliotecas” en  la reunión anual del Consejo Intergubernamental del Programa Iberoamericano de Bibliotecas Públicas (Brasilia, junio de 2018). Además se sigue solicitando nuestra presencia para explicar y exponer el estudio en Jornadas, Congresos y cursos de formación sobre el tema.

Sirvan de ejemplos, artículos publicados en medios profesionales como CLIP de SEDIC, “El (in) calculable valor de las bibliotecas”, de Asun Maestro  o la participación de Fernando Ross en las III Jornadas Técnicas de Bibliotecas de la Asociación Andaluza de Bibliotecarios  con su ponencias “Retorno de la Inversión (ROI) en bibliotecas. Herramientas prácticas para calcular el valor económico y social de la biblioteca”.

Por otro lado es necesario resaltar que el estudio ha permitido a las bibliotecas de Navarra conocernos y darnos a conocer. Si bien este segundo apartado (el de darnos a conocer) ya lo hemos explicado y el estudio en cierta manera ha contribuido a poner a Navarra en el mapa bibliotecario como referente, no es menos importante el hecho de que la realización de este estudio en el que colaboraron y contribuyeron todo tipo de bibliotecas navarras (públicas, universitarias y especializadas, con financiación pública o privadas) nos ha permitido conocernos entre nosotras mismas, establecer canales de comunicación y abrir posibilidades de colaboración entre los centros y las instituciones que nos financian  o de las cuales dependemos.

Relación entre el estudio y la dotación de recursos para las bibliotecas
Aunque  no disponemos de los datos que establezcan una relación directa entre la publicación del estudio y el aumento de recursos por parte de las administraciones que financian y sostienen las bibliotecas, existen evidencias de que, en el caso de Navarra, la asignación de recursos ha aumentado aunque estamos aún lejos del nivel deseable o de los niveles de la época anterior a la crisis económica.

La publicación de nuestro estudio vino acompañada de una importante labor de difusión, presentándolo y explicándolo ante los órganos decisorios en materia de asignación de presupuestos, exponiendo los argumentos  que justifican que las bibliotecas son “rentables” y reafirmando la idea de que una mayor dotación de recursos para nuestros servicios repercute directamente en un aumento del ROI o valor de la biblioteca (el estudio demuestra que a mayor inversión mayor es la rentabilidad y que las bibliotecas dotadas de más recursos ofrecen un valor de ROI más alto que las bibliotecas que menos recursos tienen).

Tenemos el convencimiento de que el estudio ha ayudado, la “labor pedagógica” de explicar el valor de las bibliotecas ante quienes deciden está hecha, el estudio es conocido y la preocupación y ocupación de las bibliotecas por parte de la administración actual es evidente. En los últimos tres años la administración autonómica (que es quien sostiene la mayor parte de las bibliotecas navarras) ha incrementado las partidas presupuestarias destinadas a bibliotecas, creando partidas específicas para establecer nuevos servicios (el préstamo interbibliotecario centralizado es un ejemplo de ello), se ha logrado el incremento de horarios en 31 de las 93 bibliotecas públicas( modificando el intocable capítulo 1)  , o un incremento importante en partidas específicas como son las destinadas a actividades de fomento de la lectura o la adquisición de fondos.

Apropiación de estudio por parte de la ciudadanía
Y por último, y a nuestro juicio fundamental, la ciudadanía, usuaria o no de las bibliotecas, lo han hecho suyo para manifestar sus quejas, reclamaciones o protestas. Las cartas en la prensa dan prueba de ello. Como lo ha hecho suyo la clase política,  ahora en la oposición, cuando al igual que la ciudadanía lo esgrime como argumento para reclamar mejoras.

Porque, en síntesis, este estudio es un argumento para demostrar el impacto social y el retorno económico  en  las bibliotecas, sus recursos y sus servicios. Podríamos verter líneas reforzando este convencimiento, pero lo sintetizamos en la opinión expresado por una persona que,  ante una de las recientes mejoras en nuestra red bibliotecaria, la biblioteca móvil de Aurizberri/Espinal, a la que llamamos  biblioneta, escribió: “En días así da gusto pagar impuestos. Zorionak a la ciudadanía del Pirineo”.

La ciudadanía valora las inversiones y los logros en las bibliotecas. Este es el mejor resultado y el mejor retorno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *