José Luis Bueren, presidente de la Comisión Técnica de Cooperación de Bibliotecas Nacionales y Regionales

La Comisión Técnica de Cooperación (CTC) de Bibliotecas Nacionales y Regionales del Consejo de Cooperación Bibliotecaria (CCB) se encuentra presidida por la Biblioteca Nacional de España y en su representación, por José Luis Bueren como Director Técnico de esta institución. A través de esta entrevista conocemos la labor de esta CTC y la vinculación que mantiene con la Biblioteca Nacional a través de diversos proyectos que desarrolla:

¿Qué significa para ti el CCB? ¿Por qué crees que es importante?

El CCB es el principal espacio de encuentro y colaboración entre los diferentes tipos de bibliotecas que existen en España. De ahí deriva su importancia. La posibilidad de conocer los proyectos y los retos a los que las diferentes bibliotecas nos enfrentamos es la base de posibles proyectos de cooperación.

¿Cuándo iniciaste tu colaboración con el CCB?

En 2017.

¿Qué motivaciones te llevaron a colaborar con el CCB?

Realmente me vino dado al suceder a Mar Hernández en el puesto de Director Técnico de la BNE.

Cuéntanos cuáles son los objetivos de la Comisión Técnica de Cooperación (CTC) de Bibliotecas Nacionales y Regionales que presides

Más allá de los objetivos “formales”, creo que esta Comisión tiene la principal función de permitirnos compartir la situación presente y futura a las diferentes bibliotecas que la componemos. Quizá los dos temas más importantes en este momento sean, por un lado, la adaptación del Depósito Legal al entorno digital y asegurar que seamos capaces de conservar el patrimonio que nace digital para las generaciones futuras. Y, por otro, la adopción del nuevo estándar de catalogación RDA. En ambos proyectos creo que la cooperación es clave para cometer el menor número de errores posibles y para evitar duplicar esfuerzos.

Cuéntanos cómo os organizáis los representantes de esta CTC: metodología, reuniones, etc.

Por su naturaleza, esta Comisión se apoya fundamentalmente en sus dos Grupos de Trabajo: el de Normalización y el de Depósito Legal. Desde ahí se tratan los aspectos principales de cooperación entre las bibliotecas que lo componemos.

¿Nos puedes adelantar próximos pasos o acontecimientos que surgirán de tu CTC?

Mi intuición es que más un “acontecimiento” lo que va a seguir sucediendo es la continuidad de un espacio de cooperación y diálogo. Actualmente, tanto la gestión del DL como los aspectos principales de la transición a RDA se están desarrollando en estrecha colaboración entre la BNE y las bibliotecas de las CC.AA.

Nos gustaría, en el futuro, avanzar en la modificación de la Ley de DL para que contemple la entrega por parte de los editores de la versión digital de los libros impresos así como en dar un acceso seguro a los contenidos del Depósito Legal (que está sujeto a derechos de propiedad intelectual) en el conjunto de los centros de conservación de las CC.AA.

Y a mí, personalmente, me gustaría que se pudiera avanzar en la creación de un catálogo de autores que uniera los fondos de las diversas bibliotecas utilizando la tecnología de datos enlazados.

Los proyectos desarrollados por la BNE son de máximo interés para la comunidad bibliotecaria y los ciudadanos. Háblanos de los que consideres más importantes y de su desarrollo vinculado al CCB: digitalización, depósito legal, recolección web dominio .es, plataforma de trabajo colaborativo, etc.?

La pregunta ya enumera muchos de los proyectos más importantes. La BNE, por su naturaleza y misión, desarrolla muchos proyectos que pueden ser desarrollados en cooperación o que pueden ayudar a otras bibliotecas en su propio desarrollo.

Sin duda, la experiencia de la BNE en digitalización y preservación digital puede ser útil y quizá se podrían emprender acciones coordinadas y cooperativas (por ejemplo, en preservación digital es muy útil contar con copias en diferentes sedes).

Igualmente, la gestión del DL o el cambio de normativa que mencionaba arriba son proyectos en los que creo que la BNE tiene que tener liderazgo, entendido como una función de impulso, cooperación y coordinación.

También me gustaría que se cumpliera ese papel en la transición a un mundo de datos enlazados. Los datos que tenemos las bibliotecas, estructurados y fiables, tienen, creo yo, un espacio en el mundo de datos enlazados al que nos encaminamos. Para las bibliotecas se abre un nuevo escenario al poder unir sus datos al de muchas otras fuentes de datos. Esto nos permitirá ofrecer posibilidades de búsqueda y recuperación nuevas al tiempo que podremos encontrar que otros utilizan nuestros datos con fines que no se nos habrían ocurrido a nosotros.

Desde la BNE estamos convencidos de que nuestras colecciones contribuyen a vertebrar el Estado y, en ese sentido, queremos encontrar nuevas vías para que todos se sientan representados por la actividad de la BNE. El mundo digital y proyectos como la plataforma de trabajo colaborativo “Comunidad BNE” pueden ser una buena herramienta. Sin embargo, diría que de forma general, nos gustaría incorporar las perspectivas autonómica y local en nuestra actividad diaria, incluida la difusión digital o la actividad cultural. Un ejemplo: desde hace varios años hemos publicado a comienzo de año la lista de autores que entran en dominio público. Este año, por primera vez hemos incluido los lugares de nacimiento con el fin de que cada región pudiera identificar los autores nacidos en su territorio.

Desde el Consejo agradecemos la colaboración prestada por José Luis para la realización de esta entrevista, que permite conocer mejor la CTC de Bibliotecas Nacionales y Regionales que preside. Esta importante red bibliotecaria está compuesta por un total de 15 bibliotecas, la Biblioteca Nacional y 14 bibliotecas centrales que sirven a una determinada Comunidad Autónoma y realizan funciones de biblioteca nacional dentro de su ámbito territorial, prestando servicio alguna de ellas como biblioteca pública.

Así mismo son de gran interés e impacto los diferentes proyectos desarrollados desde la BNE en materia de cooperación bibliotecaria, hacia los que procuramos la mayor difusión desde el CCB.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *