Las bibliotecas en el Plan de Fomento de la Lectura 2017-2020

El pasado 3 de mayo de 2017, el Secretario de Estado de Cultura, Fernando Benzo, presentó el Plan de Fomento de la Lectura 2017-2020, bajo el lema «Leer te da vidas extra», orientado a ser un plan de estímulo de demanda de la lectura.

Este Plan se desarrolla en consonancia con lo establecido en la Constitución de 1978, los convenios internacionales y la Ley 10/2007, de la lectura, el libro y las bibliotecas. Además de que ha tomado como referencia las estadísticas que hay en el ámbito de la lectura para abordarlas desde una perspectiva positiva, abierta y sugerente.

Se entiende como una evolución lógica de los dos planes anteriores, desarrollados desde 2001, y como parte del Plan de Cultura 2020, y además cuenta con otro incentivo añadido para este año, ya que este Plan de Fomento de la Lectura se considera acontecimiento de excepcional interés público, lo que implica beneficios fiscales que pueden suponer la incorporación de un número mayor de instituciones.

Su principal objetivo es la promoción, extensión y consolidación del hábito de la lectura. Para ello han establecido unas líneas estratégicas que se orientan hacia la promoción de hábitos lectores, especialmente hacia los sectores de población más alejados de esta actividad; prestando una especial atención a la población infantil y juvenil, los sectores más desfavorecidos socialmente y las personas con discapacidad, así como al impulso de la lectura en el ámbito educativo, a través de acciones del MECD en los centros educativos y la colaboración y participación de las bibliotecas escolares.

Se reforzará el papel de las bibliotecas en el acceso a la lectura, siendo las bibliotecas públicas el eje de sus acciones de difusión y mejora de acceso a la lectura; además de que se pretende fortalecer el sector del libro y fomentar el respeto a la propiedad intelectual. De modo transversal, se plantea un análisis orientado a mejorar las herramientas de trabajo del plan.

Por tanto, las bibliotecas tienen una función relevante en este Plan, por un lado, dentro de la estrategia de impulso de la lectura en el ámbito educativo, dado que se busca una potenciación del trabajo de las bibliotecas escolares, con el fin de vincularlas al desarrollo del currículo y al proyecto educativo de centro. Asimismo el Plan potencia la transformación de las bibliotecas escolares como espacios de encuentro abiertos, de apoyo al aprendizaje y a la lectura, y en conexión con las redes bibliotecarias y su entorno.

Igualmente se retoman los premios a la innovación y dinamización en las bibliotecas escolares como otra forma de reconocimiento y de difusión de las buenas prácticas realizadas en los centros educativos.

La tercera línea estratégica del Plan se enfoca hacia el refuerzo del papel de las bibliotecas, haciendo especial hincapié en las bibliotecas públicas, a través de la difusión de sus servicios, entre ellas y con otros sectores que trabajen el fomento de la lectura. Para lograrlo, se contemplan actuaciones de comunicación a través de diferentes medios, establecer alianzas con otros sectores vinculados a las bibliotecas públicas, con la industria del libro e impulsar mejoras de acceso a la lectura en diferentes formatos y facilitando recursos y herramientas para garantizar el acceso a servicios digitales, con proyectos como eBiblio.

Al considerar que el fomento de la lectura es responsabilidad de toda la sociedad, este plan facilita la comunicación, la participación y su difusión de los diferentes agentes que pueden participar en su impulso. A través de su página web, docentes, agentes culturales, creadores, bibliotecarios y los propios lectores pueden participar en él con sugerencias o incluyéndolo dentro de sus actividades; además de que también proporciona recursos, para los diferentes perfiles, con los que poder trabajar.

Así, se busca conseguir que sea un plan para todos (especialmente orientado a los grupos de población menos lectores), que implique a todos (administraciones, entidades privadas, ámbito educativo, bibliotecas, sector del libro), y que logre la sensibilización en materia de Propiedad Intelectual y el fomento de la oferta legal de contenidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *