Chelo Veiga, presidenta de la Asociación de Profesionales Especialistas en Información (APEI)

Desde el Consejo de Cooperación Bibliotecaria, con el objetivo de dar visibilidad a la importante labor que desarrollan las asociaciones profesionales de nuestro país y continuando con nuestra serie de entrevistas CCB, hoy conversamos con la presidenta actual de la Asociación de Profesionales Especialistas en Información (APEI), Chelo Veiga, coordinadora de la Red de Bibliotecas Públicas Municipales de  Oviedo.

¿Qué motivaciones te han llevado a asumir la presidencia de APEI?

Siempre he considerado que formar parte de una asociación profesional  es mucho más que pagar una cuota. Es imprescindible asumir responsabilidades y dedicarle tiempo para que las asociaciones sigan vivas y me parecía que era un buen momento para adquirir este compromiso y poner mi grano de arena para que APEI siguiera el camino que le ha posicionado como punto de referencia y vehículo de expresión de los/as profesionales y especialistas en información y documentación en la comunidad autónoma del Principado de Asturias y a nivel nacional.

Preséntanos APEI, sus orígenes y trayectoria.

La Asociación de Profesionales Especialistas en Información (APEI) nació justo hace 20 años con el fin de posicionar a los/as profesionales de la información dentro Asturias ante las administraciones e intentar dar valor a esta profesión muchas veces ignorada y olvidada. Durante todos estos años ha extendido su radio de influencia fuera de la Comunidad, se ha volcado en formación, tanto en el formato de cursos más o menos tradicionales, como con la publicación de los Informes APEI. También es muy notable su presencia en los eventos destacados relacionados con la profesión  y siempre ha buscado asociarse y trabajar en colaboración con otras asociaciones de su ámbito e instituciones de todo tipo.

¿Por qué son importantes para el sector bibliotecario las asociaciones profesionales y cómo valoraríais su visión en Asturias concretamente? ¿Y a nivel nacional?

Es evidente que un colectivo siempre tiene mayor presencia y fuerza a la hora de negociar y trabajar con las administraciones públicas o las empresas, trabajar de forma conjunta en la lucha por el reconocimiento de nuestra profesión. Existe una contradicción muy importante entre lo mucho que a priori la sociedad dice valorar el trabajo de los/as profesionales de la biblioteconomía y la documentación, con el tratamiento que reciben dichos profesionales del tándem administración pública/empresa. Cuestiones como que no se exija la titulación específica existente en esta disciplina en muchas convocatorias laborales, o que nuestro ámbito sea siempre el vagón de cola en la elaboración de los presupuestos es una prueba de la necesidad de contar con una buena representación del colectivo.

A ese respecto en Asturias nos falta todavía más implicación de los/as propios profesionales en la asociación. Siendo la única que existe en la comunidad, y con un recorrido ya muy asentado, no parece haber calado en muchos compañeros/as; curiosamente parece que nos valoran más fuera de Asturias que aquí.

¿Qué crees que el Consejo de Cooperación Bibliotecaria (CCB) puede aportar a las asociaciones y en concreto a la APEI)?

APEI es miembro de la junta directiva de FESABID, y por tanto participa de forma indirecta en el trabajo que se está desarrollará en el grupo de la Agenda 2030 y en el trabajo que pronto se desarrollará en torno al Consejo de Desarrollo Sostenible. Además algunos/as de nuestros socios forman parte, a nivel individual, de las distintas comisiones técnicas del CCB.

Todo ello nos ayuda, de un modo u otro,  a estar cerca de la acción, pero creemos que APEI, como otras asociaciones del sector, podría participar de forma colectiva en cualquiera de los grupos que ahora mismo se desarrollan en el CCB, con el objetivo de aportar la visión de los y las profesionales que lo integran. De hecho la Comisión Técnica de Bibliotecas Especializadas ya ha dado un paso cuando celebró una jornada el pasado año con los representantes de redes de bibliotecas. Ahora se trataría de que el Consejo podría hacer valer su papel de canalizador de la cooperación bibliotecaria para conectar también las asociaciones con los otros agentes implicados en el ecosistema de la información y la documentación (universidades, administraciones, empresas, ciudadanos, etc.)

¿Desde vuestro conocimiento y colaboración en el CCB, de qué forma crees que se podría avanzar en la participación de las acciones del CCB?

La participación puede ser diversa y canalizada a través de formas muy distintas según las necesidades cambiantes del marco en que nos encontremos. Esa es una de las ventajas de las asociaciones frente a una institución que depende de la administración.

Por un lado se podría participar en la redacción, estudio y análisis de los documentos elaborados por los diferentes Grupos de Trabajo que existen en el Consejo, a través de una participación en dichos grupos. De los que están en funcionamiento ahora mismo estoy pensando especialmente, aunque desde luego no solamente, en los del Perfiles Profesionales, Agenda 2030Programas de Formación.  En ellos las asociaciones, al reunir en una sola voz a una colectividad de profesionales, tiene una imagen mucho más global y real de la situación de las personas a cargo de las unidades de información.

También puede ser muy interesante la transmisión de las actividades que lleva a cabo el Consejo a nuestras personas asociadas, a pesar de la amplia difusión que el CCB hace de su labor, a veces parece que hay cierta dificultad para llegar a según qué sectores. Las asociaciones, al encontrarse más cerca que la administración, pueden hacer un papel de intermediarios.

APEI está abierta a  la participación que se nos proponga.

Participáis en la organización del Encuentro de Académicos, Estudiantes y Profesionales de la Información que cumplió su VI edición en 2018. Háblanos de esta cita anual y de la valoración de APEI sobre este tipo de encuentros.

Cada edición de este encuentro bienal sirve al colectivo de profesionales y docentes para no perder el origen de su titulación académica, hablar de los temas en alza en la profesión y refrescar, desde lo andado, una perspectiva de lo que hacemos bibliotecarios/as, documentalistas y archiveros/as. Para los/as estudiantes creo que es un momento muy revelador porque aprenden de la experiencia de los que van por delante e identifican los que les gusta y lo que no, lo que está en su mano cambiar, mejorar o explorar. Para APEI es importante volver cada dos años al Encuentro pues muchas de nuestras personas asociadas se han formado en la Facultad de Filosofía y Letras de León y ese tiempo de formación, a nivel puramente académico, pero también como individuos es imborrable. Además nos permite estar en contacto con las personas que van a incorporarse en un corto periodo de tiempo a la profesión, darnos a conocer, percatarnos de sus inquietudes y aspiraciones, etc.

Mantenéis una estrecha relación con FESABID y participáis conjuntamente en múltiples iniciativas. Háblanos de las más recientes y de la importancia de FESABID como nexo de unión entre las diferentes asociaciones profesionales.

Desde APEI es muy importante y la verdad es que nos sentimos satisfechos e incluso orgullosos de haber formado parte desde hace años de la Junta Directiva de FESABID y desde ahí estar en los diferentes grupos de trabajo. Colaboramos de la forma más directa, en primera línea. De las últimas acciones que hemos podido desarrollar gracias a FESABID me gustaría destacar la formación y la participación en los talleres relacionados con el papel de las bibliotecas en la Agenda 2030 y ahora afrontando las nuevas Jornadas Españolas de Documentación del año 2019.

En la actualidad, el CCB ha lanzado el proyecto piloto de Estancias Formativas en el que APEI participa. ¿Cómo valoras esta iniciativa y qué objetivos os plantea para vuestra asociación profesional?

El proyecto nos parece muy interesante, permite acercarse a los y las profesionales de manera muy directa a proyectos, actividades que se hacen en bibliotecas y que han tenido una buen acogida y satisfacción por parte de la comunidad de personas usuarias.

 Quiero destacar que de las trece instituciones diferentes que participan como instituciones de acogida en este primer proyecto piloto, tres son asturianas y dos de éstas están a cargo de miembros de la Junta Directica de APEI. Eso nos parece un dato muy relevador de la buena salud -a pesar de que todo es susceptible de mejorar- del compromiso de los/as bibliotecarios/as asturianos con su profesión en la que me gustaría pensar que APEI, de un modo u otro, ha podido tener algo que ver. Por eso desde la Asociación nos planteamos colaborar a corto plazo con estas dos iniciativas y dar visibilidad a sus resultados y, posteriormente, intentaremos estar presentes de cara a las siguientes convocatorias y ser altavoz de las buenas prácticas.

Y ¿Cuáles son las principales líneas de trabajo que seguís en APEI en estos momentos?

Ahora mismo estamos centradas en  visibilizar de manera contundente nuestra profesión y su valor y su papel  en diferentes aspectos de la sociedad actual de la información. Por eso buscamos estar presentes en diferentes iniciativas que vienen de distintos campos: sanidad, servicios sociales, artes, etc. En relación a esto se está también llevando a cabo una importante labor de defensa de la profesión con alegaciones las convocatorias de empleo público y privado que nos parece que atentan contra la calidad y dignidad de nuestra labor profesional.

Tampoco queremos dejar de lado los aspectos más “tradicionales” de la asociación profesional, como los estudios de las necesidades formativas de nuestros/as socios/as para intentar llenar los huecos que puedan producirse en este campo y, por supuesto, también hacer de caja de resonancia de sus peticiones y aspiraciones.

Desde el Consejo agradecemos sinceramente la colaboración prestada por APEI para la realización de esta entrevista, con la que conocemos ampliamente la actividad que desarrollan desde esta asociación. ¡Muchas gracias, Chelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *