Entrevistas CCB: Carmen Monje Maté, colaborada del CCB

Hoy entrevistamos a Carmen Monje Maté, Directora de la Biblioteca Pública de Burgos y Centro Provincial Coordinador, que cuenta con una dilatada experiencia bibliotecaria y ha prestado una gran colaboración en términos de cooperación bibliotecaria hasta su reciente salida este año de la Comisión Técnica de Cooperación de Bibliotecas Públicas, en la que participaba como representante autonómica.

¿Qué significado tiene para ti el CCB? ¿Cuál crees que es el papel que le corresponde dentro de la panorámica actual de las bibliotecas en España y, en particular, de las bibliotecas públicas?

El CCB canaliza, difunde y es el punto de referencia para todas las bibliotecas que  existen  en España (escolares, universitarias, públicas, especializadas junto con la Biblioteca Nacional de España y las bibliotecas nacionales y regionales de las comunidades autónomas) porque permite intercambiar ideas,  dar a conocer proyectos e impulsar su realización. En particular para las bibliotecas públicas creo que debe conectar a los profesionales, permitir intercambiar experiencias y plantear líneas de trabajo que supongan mejoras en los servicios que estas bibliotecas públicas ofrecen a los ciudadanos.

Nos remontamos a las Jornadas de Cooperación Bibliotecaria para recordar el inicio de tu participación en temas relacionados con la cooperación bibliotecaria,  ¿qué motivaciones te llevaron a colaborar en estas Jornadas?

En las jornadas celebradas en el año 2001 en Granada se creó del  Grupo de Trabajo “Bases tecnológicas para la gestión y cooperación bibliotecaria”.  Me pidieron que formara parte como representante de Castilla y León en dicho grupo y como el reto me pareció interesante lo acepté. Además era un enriquecimiento que completaba el desarrollo de mi trabajo en la Biblioteca Pública de Burgos.

¿Qué destacarías de las Jornadas de Cooperación, y en qué consistió tu participación?

Destacaría el hecho de que esas jornadas no sólo suponían una cooperación sino que eran un foro de debate en las que los representantes técnicos en materia de bibliotecas analizábamos los  proyectos iniciados, realizábamos un seguimiento de las experiencias de interés general que se producían en el ámbito de los servicios bibliotecarios y planteábamos nuevas acciones de cooperación.

Posteriormente, ya constituido el Consejo de Cooperación Bibliotecaria, fuiste coordinadora del Grupo de Trabajo de Bases Tecnológicas, que desarrolló su actividad desde el año 2008 y hasta el 2013. Cuéntanos en qué consistió este grupo: cómo surgió, objetivos, etc.

El Grupo de trabajo se creó, como he dicho antes, en las Jornadas de Cooperación bibliotecaria celebradas en Granada en el año 2001. A partir de esas jornadas yo formé parte de dicho Grupo y lo coordiné desde 2004 hasta 2013 que, ya dentro del Consejo de Cooperación Bibliotecaria, terminó su actividad.

Este Grupo de trabajo comenzó su andadura analizando  la situación en cuanto al uso de tecnologías y nivel de automatización en las bibliotecas o redes bibliotecarias.  Se constituyó para canalizar  las propuestas de mejora del Sistema Integrado de Gestión Bibliotecaria, ABSYS, al objeto de que las Bibliotecas Públicas del Estado pudieran integrarse en proyectos cooperativos a nivel nacional o internacional  y continuó elaborando tres publicaciones con la actividad realizada.

Entre sus objetivos destaca: 

  • Potenciar el desarrollo de las TIC en las Bibliotecas Públicas y apoyar su implementación.
  • Realizar el seguimiento y la mejora de los distintos sistemas de gestión bibliotecaria, estudiando y elaborando especificaciones técnicas para introducir mejoras.
  • Estudiar la viabilidad de convertir los catálogos de las Bibliotecas Públicas en un catálogo colectivo que impulse el servicio de Préstamo Interbibliotecario, insertando hiperenlaces desde dicho catálogo colectivo a los registros correspondientes en los catálogos de las bibliotecas participantes para que se visualice la información sobre disponibilidad de las publicaciones resultantes de una búsqueda.
  • Promover un cambio conceptual de la Biblioteca Pública, tanto a nivel teórico como práctico, utilizando las herramientas que nos ofrece la web 2.0 o web social.

 ¿Nos puedes hablar un poco sobre quiénes fueron los integrantes en este grupo y cómo os organizabais (metodología, reuniones, etc.)?

Los integrantes de este Grupo de trabajo representaban prácticamente a todas las Comunidades  Autónomas. Todas las personas estaban relacionadas con el trabajo y la realidad de las bibliotecas a las que representaban. El trabajo se distribuía entre todos, teniendo en cuenta los objetivos marcados. Se trabajaba por grupos, nos comunicábamos por correo electrónico hasta que se implantó la plataforma de trabajo colaborativo y poníamos el trabajo en común para debatirlo en las reuniones presenciales, entre dos o tres a lo largo del año.

“Pautas para el servicio de acceso a Internet en las Bibliotecas Públicas”, “Recomendaciones sobre los servicios que las bibliotecas públicas pueden ofrecer a través de Internet” y “Aplicaciones de la web social en las bibliotecas” fueron tres  publicaciones resultantes de la actividad de este Grupo.  Nos puedes comentar cómo surgieron estas publicaciones  y qué aportaron a las bibliotecas.

El primer documento que elaboró el Grupo de Trabajo en el año 2005 fue “Pautas para el servicio de acceso a Internet en las Bibliotecas Públicas“, que pretendía facilitar a las bibliotecas públicas un instrumento que sirviera  de guía para la planificación y prestación del servicio de acceso a Internet.

El segundo documento, “Recomendaciones sobre los servicios que las bibliotecas públicas pueden ofrecer a través de Internet” se entendía como continuación del anterior,  incluyendo las prestaciones de valor añadido que las bibliotecas deben ofrecer en el acceso público a Internet a diferencia de otras entidades que también ofrecen ese acceso y tenía como objetivo ayudar a las bibliotecas a mejorar la oferta informativa que pueden ofrecer a través de Internet. También se trabajó en la elaboración de especificaciones técnicas para automatizar las bibliotecas tanto públicas como escolares y se aportaron ideas para mejorar el programa de gestión bibliotecaria  Absys.

El último documento elaborado fue “Aplicaciones de la web social en las bibliotecas” y se elaboró teniendo en cuenta  que debemos utilizar todos los avances tecnológicos disponibles que, en cada momento,  puedan ser útiles para conseguir los objetivos de nuestras bibliotecas. En concreto  estos servicios de la web social suponen un valor añadido al permitir la interactividad entre usuarios y bibliotecas.

Creo que todos los documentos elaborados  por el Grupo de Trabajo han aportado ideas y buenas prácticas para que las puedan utilizar las bibliotecas y mejoren sus servicios al usuario.

¿Cómo valoras el trabajo que se desarrolla en la actualidad desde el CCB?

Mi valoración del trabajo que desarrolla el CCB es muy positiva tanto en los Grupos de Trabajo como en las Comisiones  Técnicas. Considero un acierto el impulso de varios proyectos como el Análisis de formación continua o el Estudio del impacto socioeconómico de las bibliotecas en la sociedad.

¿Qué líneas de acción te parecerían prioritarias para ser abordadas por el CCB a corto plazo y de a cara a un nuevo Plan Estratégico?

Me parece interesante que se siga trabajando para que las bibliotecas sean realmente inclusivas extendiendo, por ejemplo, el proyecto tu Biblio + fácil a varias bibliotecas y colectivos o diseñando un modelo de biblioteca que ofrezca espacios con señalización adecuada para cada colectivo.

Desde el Consejo agradecemos sinceramente la colaboración prestada por Carmen para la realización de esta entrevista, y muy especialmente la labor desempeñada en las diferentes colaboraciones que ha mantenido. El Consejo de Cooperación Bibliotecaria y la actividad que desde él se fomenta, es posible gracias a profesionales como ella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *