Entrevistas CCB: Beatriz Callén y Pilar Bes hablan de la “Guía básica para el diseño de un modelo de Plan Local de Lectura”

Beatriz Callén y Pilar Bes, coordinadoras del Grupo de Trabajo Plan Local de Lectura del CCB, a través de esta entrevista, nos hablan acerca de las razones que dieron lugar a la elaboración de la  “Guía básica para el diseño de un modelo de Plan Local de Lectura”.

¿Qué significado tiene para vosotras el Consejo de Cooperación Bibliotecaria (CCB)?

El CCB canaliza y difunde la actividad bibliotecaria que se produce en las bibliotecas de las distintas comunidades autónomas con el fin de acercar proyectos que de otra forma no se conocerían. Contribuye a generar documentos de referencia que se convierten en herramientas utilísimas en muchos aspectos del desarrollo de la actividad habitual de las bibliotecas y fomenta el conocimiento y la interrelación de los profesionales.

¿Cómo surge el Grupo de Trabajo del CCB Plan Local de Lectura del que erais coordinadoras?

El grupo surge a raíz de la presentación del Plan Municipal de Lectura de La Puebla de Alfindén en el V Encuentro Bibliotecas y Municipio con el tema: Bibliotecas públicas cooperación bibliotecas escolares. Este plan presenta una forma de trabajo cooperativo entre la biblioteca pública y los centros educativos que despertó el interés de muchos de los asistentes al Encuentro y del CCB que decide crear un Grupo Estratégico de Trabajo para elaborar un Plan Local de Lectura.

¿Nos podéis comentar quiénes integraban este grupo y cómo era el trabajo que desarrollasteis?

El grupo estaba integrado por personas que trabajaban en el Centro Nacional de Innovación e Investigación Educativa (CNIIE), la Secretaria de Estado de Cultura, coordinadoras y asesoras de bibliotecas de comunidades autónomas, representantes de bibliotecas públicas, bibliotecas escolares, docentes. Un amplio abanico de profesionales relacionados con el trabajo y la realidad de las bibliotecas públicas y escolares.

¿Cómo fue el proceso de elaboración de la “Guía básica para el diseño de un modelo de Plan Local de Lectura”?

La Guía se elaboró, principalmente a través de la plataforma on-line del Consejo de Cooperación bibliotecaria y a través de un grupo en Dropbox. Mantuvimos varias reuniones presenciales, una al inicio del proyecto en el 2014, otra en febrero de 2015, y la última en octubre de 2016 con cambios en el grupo de trabajo a consecuencia de las elecciones generales de 2015.

¿En qué consiste esta guía y qué aspectos destacáis de ella?

Esta guía es una herramienta para diseñar planes de fomento de la lectura a nivel local, teniendo como valor fundamental la participación y la colaboración de todos los agentes implicados y la suma de recursos personales y materiales. Fundamentalmente es un documento con una finalidad práctica que da pautas sencillas para poder ser aplicadas en casi cualquier municipio.

¿Por qué es importante desarrollar planes locales de lectura? ¿Qué les diríais a los responsables de localidades que se estén planteando implementar uno?

Porque fomentan la cultura, la cohesión social,  la cooperación y la optimización de recursos.

A lo responsables de las localidades le diría que un Plan Local de Lectura repercute positivamente en casi toda la población, contribuye a cohesionar a sus habitantes y a generar una sociedad más avanzada desde el punto social, cultural y económico, y además, fortalece los lazos de relación entre los diferentes colectivos que participan activamente en su realización.

A finales del pasado año se conocieron los ganadores del Primer Premio Buenas Prácticas “Alfindén: Bibliotecas y Comunidad”, que tiene como objetivo impulsar proyectos bibliotecarios comunitarios encaminados a elevar los índices de lectura de una comunidad desde distintos escenarios, ¿qué más nos podéis decir sobre este premio?

Que es importantísimo orientar los proyectos encaminados a elevar los índices de lectura como estrategias de comunidad con  políticas públicas comunitarias que adopten estrategias de comunicación y participación porque las actividades que se realizan en torno a la lectura están diseñadas por distintos agentes y los entornos donde se practica son distintos, por lo tanto es imprescindible la coordinación y la planificación conjunta. Los ayuntamientos junto con otras entidades locales, como la biblioteca pública, pueden y deben cumplir un papel importantísimo en el fomento de la lectura, enmarcándola en la política cultural como estrategia de desarrollo local, para conseguir mejorar los niveles de cualificación de sus ciudadanos y en consecuencia de bienestar social y calidad de vida.

Desde el CCB agradecemos la labor que desarrollaron Beatriz y Pilar, en coordinación con el resto de participantes del Grupo de Trabajo, gracias a la que podemos disponer en la actualidad de esta herramienta básica para la promoción lectora a nivel local. Con este recurso el CCB pretende contribuir a la mejora de los planes de lectura municipales y que su aplicación se extensiva en las diferentes administraciones y centros educativos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *