Entrevistamos a Julio Eguaras para conocer el proyecto “Novelas gráficas, grandes novelas”, ganador del sello CCB 2017

Para conocer mejor este proyecto ganador del sello CCB 2017 en la categoría de bibliotecas escolares, entrevistamos a Julio Eguaras Gutiérrez, Jefe de Estudios del IES María de Molina de Zamora:

Nos gustaría que nos presentaras tu biblioteca y algunos datos sobre vuestra labor, funcionamiento, público al que prestáis servicio, actividades que desarrolláis, etc.

Es una Biblioteca escolar, de la que es responsable el Jefe de Departamento de Lengua castellana y Literatura, Jesús Rebollo Prieto, quien coordinó este proyecto. Tenemos todos los ejemplares catalogados con ABIES. Realizamos actividades durante todo el curso: exposiciones temáticas, 15 cada 15 (liberamos 15 libros durante 15 días para leer en la propia biblioteca sin registrarse) o actividades en colaboración con la Biblioteca Pública.

¿Cómo conocisteis la convocatoria del Sello CCB?

A través del correo electrónico corporativo del Instituto. Pensé que algunos de los proyectos realizados durante el curso encajaban en la convocatoria. En concreto, presentamos dos: “Personas, géneros y números en el callejero de Zamora” y “Novelas gráficas, grandes novelas”.

Recuérdanos, brevemente, en qué consiste el proyecto que ha resultado distinguido con el Sello CCB 2017

En el marco de una experiencia de calidad educativa con varios frentes de intervención, con el proyecto “Novelas gráficas, grandes novelas”, nos hemos planteado el uso de la novela gráfica como soporte educativo para la transmisión de valores, el fomento de la lectura y la competencia artística.

En lo que se refiere al primer objetivo, las novelas seleccionadas tocan todas ellas aspectos candentes de la realidad cercana: sexismo, acoso escolar, xenofobia, racismo, homofobia… En buena medida, este aspecto ha sido determinante a la hora de elegirlas, y para ello, la colaboración de Juan Carlos Pérez Unquera, responsable de esta sección de la Biblioteca Pública del Estado de Zamora, ha sido una enorme ayuda, por lo que queremos expresarle nuestro reconocimiento. El listado que nos preparó, organizado por materias, nos ha facilitado la elección de las obras con el criterio clave de favorecer la colaboración interdepartamental.

En cuanto al fomento de la lectura, se ha procurado igualmente buscar títulos en los que la historia, el guion, tuviera la suficiente calidad literaria, sin dejarnos llevar únicamente por la belleza del dibujo. Además, se ha intentado que entre las diferentes obras objeto de esta experiencia se diera cierta variedad, con piezas de complejidad narrativa y otras más sencillas. Así, los alumnos se han encontrado con efectos artísticos tales como el monólogo interior, la superposición de diferentes tiempos narrativos, la polifonía, etc., recursos todos ellos que no son frecuentes en la novela juvenil al uso, sujeta a las técnicas estereotipadas del bestseller. Esto significa, entre otras cosas, que muchos de nuestros alumnos han tenido por primera vez un contacto con una literatura contemporánea seria.

En el campo de las artes plásticas, el ejemplo a seguir era evidente: Roy Lichtenstein y sus gigantescas ampliaciones de viñetas. Para nuestros alumnos, imitar el trabajo de este artista pop implicaba bregar con procedimientos artísticos que lindan con la serialización característica del arte industrial. Mancharse las manos, pues; tomar partido y adquirir consciencia de la ubicuidad del arte moderno de manera práctica.

Y por lo que respecta a la música, se procura indagar entre las relaciones de uno y otro campo: cómo los efectos rítmicos pueden alcanzarse no solo por procedimientos puramente musicales, sino mediante efectos sinestésicos. El texto puede tener su propio ritmo mental; el dibujo, sus armonías cromáticas, e incluso, sus repeticiones sistemáticas: música callada. En cualquier caso, los libros seleccionados para trabajar en esta materia tienen todos por asunto principal el mundo musical, sea la biografía de un constructor de pianos o la del intérprete de ese instrumento. El producto final ha sido una serie de vídeos en los que se explotan los citados efectos.

En cuanto a la metodología, el departamento de Lengua, por su parte, ha trabajado con los alumnos de 2º de ESO. Para favorecer su imbricación en el currículo la presente actividad se ha diseñado como un elemento más para el refuerzo de las competencias lingüística y digital, aunque todas las demás se han reforzado de una manera más o menos intensa. Así, con la competencia lingüística no se ha insistido solo en el fomento de la lectura, sino que también se ha trabajado la vertiente oral de dicha competencia: los alumnos han presentado, en grupos de 4, el cómic de su elección al resto de sus compañeros. La duración óptima de estas exposiciones ha sido de 20 minutos. Han utilizado una presentación, de powerpoint o prezi, como apoyo y, posteriormente, la han transformado en una reseña en formato de vídeo al que han añadido sus propias voces. La faceta comunicativa de esta competencia se ha visto complementada con la creación de un artefacto: su propio tebeo, lo que implica una reflexión previa sobre qué decir, una planificación de cómo decirlo, y una ejecución final.

Debido a las diferentes temáticas de las novelas, otras competencias se han trabajado, al menos tangencialmente, como la matemática y tecnológica, la conciencia de las expresiones culturales y artísticas, la competencia social y cívica –recuérdese que los cómics se han elegido por su importancia en el tratamiento de los valores-, así como la competencia para aprender a aprender, pues han necesitado desarrollar estrategias para buscar información  e interpretarla. Finalmente, como creadores de productos, el vídeo y el tebeo, y difusores de los mismos, han tenido contacto igualmente con la competencia emprendedora. Por parte del profesorado se ha insistido una y otra vez en que deben vender su producto, en que tienen que lograr la mayor calidad de que sean capaces, y en que se dará la máxima publicidad a lo hecho, como esta exposición demuestra por sí misma.

Nos gustaría saber cómo recibisteis y sentisteis la noticia de ser ganadores del Sello

Pues con sorpresa y también una enorme satisfacción. Estos reconocimientos refuerzan nuestra idea de trabajar en proyectos interdepartamentales. Y para el alumnado supone una motivación añadida. Ellos, que son los grandes protagonistas de cada proyecto, celebraron la noticia como se merece.

Cuéntanos cómo recuerdas el acto de entrega de las distinciones el pasado 20 de febrero en Valencia

Fue un acto brillante, en un marco magnífico. Además, la posibilidad de exponer nuestro proyecto a los miembros del Consejo y al resto de Premiados es un gran acierto, pues permite intercambiar experiencias y conocer el trabajo de otras bibliotecas, no solo escolares.

¿En qué aspectos, desde que recibisteis la distinción, os ha repercutido ser ganadores del Sello CCB? ¿Habéis percibido mejoras en visibilidad, reputación, etc.?

Hemos recibido la felicitación de organismos oficiales, otras bibliotecas y de usuarios de redes sociales, donde los perfiles del IES María de Molina han aumentado sus visitas. Indudablemente, también supone un aumento en el prestigio del centro y un gancho para que el alumnado afronte con actitud positiva las actividades que le proponemos.

¿Qué le diríais a aquellas bibliotecas que están indecisas a la hora de presentar sus proyectos a la nueva convocatoria del Sello CCB?

Que deben presentarlos. No se plantea uno un proyecto para ganar un premio. Se trata de una filosofía de trabajo. El verdadero premio es percibir que el alumnado ha disfrutado y se ha implicado en la actividad. Pero si además llega un reconocimiento de este nivel, otorgado por los máximos entendidos en materia bibliotecaria, la satisfacción se redobla.

Desde el Consejo de Cooperación Bibliotecaria, agradecemos la colaboración de Julio para la elaboración de esta entrevista y aplaudimos, una vez más, el proyecto “Novelas gráficas, grandes novelas” desarrollado en el IES María de Molina de Zamora.

Queremos seguir conociendo más proyectos de bibliotecas escolares así que os animamos a participar en la nueva convocatoria abierta del Sello CCB, presentando los vuestros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *