Entrevista a Domingo Arroyo, coordinador del Grupo de Trabajo “Plan Nacional de Digitalización del Patrimonio Bibliográfico” del CCB

Desde el año 2016 el Grupo de Trabajo “Plan Nacional de Digitalización del Patrimonio Bibliográfico” trabaja en el marco del II Plan Estratégico del Consejo de Cooperación Bibliotecaria, adscrito a todas las comisiones técnicas de cooperación debido a su propia naturaleza. Su coordinador, Domingo Arroyo, que es Jefe del Área de Proyectos Bibliotecarios de la Subdirección General de Coordinación Biblioteca del Ministerio de Cultura y Deporte, nos ofrece en esta entrevista las claves para conocer este Grupo de Trabajo y la labor que desarrolla:

¿Qué significa para ti el CCB?¿Por qué crees que es importante?

El CCB es el marco en que el sector bibliotecario español, tan fragmentado a nivel competencial entre Comunidades Autónomas, Municipios y Universidades y la propia Administración General del Estado; encuentra las herramientas para poder colaborar y desarrollar proyectos cooperativos.

El CCB es un órgano importante e imprescindible, que ha dado grandes frutos desde su creación en 2008. No obstante considero necesario avanzar en aspectos organizativos y de financiación, que permitan desarrollar proyectos ambiciosos, especialmente los relacionados con la imprescindible transformación digital. Considero necesario explorar nuevos modelos de gestión y gobernanza más flexibles, que permitan sostener las iniciativas nacionales ya existentes y desarrollar los nuevos proyectos que demanda el sector bibliotecario y sus usuarios.

¿Cuándo iniciaste tu colaboración con el CCB?

Mi primera colaboración con el CCB fue participando en el Grupo de Trabajo de Bases Tecnológicas en 2010, en esos momentos se estaba empezando a trabajar en el documento aplicaciones de la web social en las bibliotecas que fue publicado en Travesía una vez completado.

Paralelamente participaba en el Grupo de Trabajo de MARC21 que hizo un trabajo muy fructífero para facilitar el paso de Ibermarc a MARC21, publicándose las tablas de conversión en Travesía.

Desde 2014 soy miembro de la Comisión Técnica de Cooperación de Bibliotecas Nacionales y Regionales.

¿Qué motivaciones te llevaron a colaborar con el CCB?

Siempre es enriquecedor trabajar en proyectos concretos junto a los compañeros profesionales de distintos entornos bibliotecarios, por eso acepté sin dudar los encargos de participación en estos grupos.

Cuéntanos en qué consiste el grupo de trabajo que coordinas: cómo surgió, objetivos, etc.

El Grupo de Trabajo Plan Nacional de Digitalización del Patrimonio Bibliográfico se creó como grupo estratégico por el CCB en el marco del II Plan Estratégico 2016-2018. Su objetivo principal era el estudio y elaboración de una propuesta de Plan Nacional de Digitalización del Patrimonio Bibliográfico.

En los últimos treinta años diferentes administraciones y entidades han dedicado un importante esfuerzo a la digitalización del patrimonio bibliográfico con resultados desiguales.

Hasta la aparición en 2006 de la estrategia a nivel europeo iniciada con la Recomendación de la CE sobre la digitalización y la accesibilidad en línea del material cultural y la conservación digital y ese mismo año el nacimiento de HISPANA alineada con ésta, no existía un esfuerzo de coordinación.

A fecha de hoy se ha avanzado mucho y aunque existe un conjunto muy importante de colecciones digitales creadas conforme a procedimientos y técnicas estandarizadas, es necesario profundizar en esa colaboración con el fin de reducir los proyectos de digitalización, todavía hoy, perdidos por desconocimiento de los estándares o problemas de accesibilidad o de calidad.

En el último Pleno del CCB, en Madrid, se ha acordado que el Plan Nacional de Digitalización sirva para diseñar una estrategia nacional de digitalización entre todas las administraciones. ¿Cómo se ha trabajado para elaborarlo?

El Grupo se ha reunido presencialmente y de forma virtual. Todos sus miembros están de una manera u otra ligados a proyectos de digitalización de materiales bibliográficos. Ha elaborado el Plan Nacional de Digitalización del Patrimonio Bibliográfico (PLANADIPABI), un documento sencillo que aborda a grandes rasgos las líneas donde es necesario desplegar los proyectos que se irán abordando según la disponibilidad de recursos.

¿Qué objetivos persigue este Plan?

El Plan se estructura en tres grandes objetivos:

  • Ampliar las colecciones digitales e incrementar su calidad, desarrollando los aspectos relacionados con la cantidad (ampliar y diversificar contenidos) y calidad (extender el empleo de estándares y buenas prácticas) de las colecciones bibliográficas digitalizadas.
  • Promover la cooperación. A nivel nacional, potenciar HISPANA como foco nacional y apoyar las iniciativas a nivel de Comunidad Autónoma y Local. Es fundamental además desplegar una cooperación con los otros sectores culturales: museos y archivos de acuerdo a las directrices e instituciones europeas con la cual hay que potenciar una colaboración más estrecha.
  • Impulsar la visibilidad y reutilización de las colecciones bibliográficas digitalizadas dentro de los servicios y productos digitales, todo ello respetando los derechos de propiedad intelectual.

¿Cómo se ha pensado desarrollar? ¿Hay alguna acción concreta que se vaya a realizar a corto plazo?

El Plan se irá desarrollando en unos planes operativos anuales. Para este año están previstos cuatro proyectos, que se irán desarrollando en la medida de los recursos disponibles.

  • Creación de grupo de trabajo de buenas prácticas en digitalización, que haga el trabajo de unificar, actualizar y ampliar la dispersa documentación normativa sobre el tema.
  • Mejorar la información sobre colecciones en vías de digitalización.
  • Realización de estudio sobre Hispana que proporcione una propuesta estratégica y un plan de actuaciones para la NUEVA HISPANA.
  • Se pretende iniciar encuentros periódicos a nivel nacional con la I Jornada de Proveedores de Hispana.

¿Nos puedes adelantar próximos pasos o acontecimientos que surgirán de tu grupo de trabajo?

El primer proyecto de 2019, la creación del grupo de trabajo de buenas prácticas en digitalización que ya dispone de coordinador: Julio Cordal de la Subdirección General de Coordinación Bibliotecaria. Ahora se están seleccionando los miembros para constituir el grupo oficialmente.

Desde el Consejo de Cooperación Bibliotecaria, agradecemos la colaboración de Domingo para la realización de esta entrevista con la que conocemos la importante labor que se desarrolla desde el Grupo de Trabajo “Plan Nacional de Digitalización del Patrimonio Bibliográfico”, sin duda aborda un importante objetivo para la estructura bibliotecaria de nuestro país, cuya evolución seguiremos atentos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *