Entrevista a Antonio T. Bustamante, Presidente de la Asociación Andaluza de Bibliotecarios (AAB)

Continuando con la serie de entrevistas que, desde el Consejo de Cooperación Bibliotecaria, venimos formulando a diferentes representantes de las principales asociaciones profesionales del ámbito nacional, en esta ocasión nos acompaña Antonio Tomás Bustamante, Adjunto a Dirección de la Biblioteca de Humanidades de la Universidad de Málaga y Presidente de la Asociación Andaluza de Bibliotecarios (AAB).

¿Nos puedes recordar los orígenes y trayectoria de la asociación?

La Asociación Andaluza de Bibliotecarios nace en 1981 como aglutinador de la profesión y de las bibliotecas en Andalucía. A lo largo de estos años hemos apostado y nos hemos ido adaptando a los cambios tecnológicos y profesionales, y con ellos facilitamos una mejora de la calidad y de la gestión bibliotecaria.

La AAB también fue impulsora activa en la constitución de los estudios universitarios de biblioteconomía y documentación, que finalmente tuvieron su formalización en la Universidad de Granada. Desde la primera Asamblea Constitutiva de la AAB se estableció como objetivo primordial el establecimiento de la educación reglada en nuestra comunidad autónoma para nuestra profesión, y así nació la Escuela Universitaria en 1983.

En definitiva desde sus orígenes ha marcado la ruta profesional de las bibliotecas en Andalucía, manteniendo una estrecha alianza con la administraciones públicas para la defensa de la profesión y un claro valor de nuestra profesión que viene reflejado en estos casi 40 años de andadura. Nos consideramos una asociación profesional comprometida, fuerte y con ganas de seguir trabajando por y para la profesión, como bien demuestra este largo recorrido de casi 40 años durante los que la AAB hemos tenido como principal fortaleza la persistencia y el trabajo continuo, pero somos conscientes que ese esfuerzo debe continuar con nuevas estrategias que nos permitan avanzar, tanto en lo profesional como en lo laboral. Así viene recogido en nuestro plan estratégico que en estos precisos momentos nos encontramos actualizando para el periodo 2019-2022.

¿Por qué son importantes para el sector bibliotecario las asociaciones profesionales y cómo valorarías su visión en Andalucía concretamente? ¿Y a nivel nacional?

La unión hace la fuerza y tenemos que apoyarnos en órganos como las asociaciones profesionales para ser las catalizadoras del estado de la profesión, que sean nuestra fuerza de representación ante las administraciones públicas y nos permitan avanzar y mejorar en nuestro desarrollo profesional. Representación, formación, desarrollo e innovación, compromiso y defensa de la profesión, deben ser nuestras premisas y por eso las asociaciones profesionales son imprescindibles para crear un verdadero pensamiento de colectivo profesional tanto a nivel autonómico como a nivel nacional.

¿Qué crees que el Consejo de Cooperación Bibliotecaria (CCB) puede aportar a las asociaciones y en concreto a la AAB?

El CCB como órgano transversal y coordinador de la política bibliotecaria nacional es el órgano que aglutina la visión global de nuestra profesión y comparte y planifica, intercambia experiencias y planifica acciones coordinadas, buscando siempre la mejora de la profesión y el servicio que se ofrece a la ciudadanía a través de las bibliotecas. Como tal, las asociaciones debemos estar presentes en el CCB y ser conscientes de la hoja de ruta institucional para tener claras las líneas estratégicas de la política bibliotecaria de nuestro país.

¿Desde tu conocimiento y colaboración en el CCB, de qué forma crees que se podría avanzar en la participación de las acciones del CCB?

Se debería de dinamizar más los grupos de trabajo, buscando siempre hacer llegar a todos los profesionales los resultados de los trabajos y abrir la posibilidad a una mayor apertura y participación. Hay que darle al CCB una mayor visibilidad y conocimiento entre los profesionales de nuestro sector de la labor y resultados obtenidos de sus trabajos para que estos tengan mayor impacto y calado. También en fundamental para el CCB que se tenga en cuenta la labor de las asociaciones y se busque la relación entre todos en beneficio de la profesión.

Sabemos que desde AAB dais mucha importancia a la formación entre los profesionales, organizando periódicamente diversos cursos. ¿Por qué crees que es importante reciclarse en nuestra profesión?

Desde 1981 hemos tenido entre nuestros objetivos la formación permanente en nuestra profesión, nosotros ofrecíamos esos contenidos de plena actualidad a los profesionales de nuestro ramo, con cursos de formación de plena actualidad, en temas novedosos con docentes de primer orden. Repetidas ediciones, incluso hasta seis de varios cursos, dan cuenta de la importancia que la formación que ofrecemos tiene para la profesión. Hemos recorrido toda la geografía de nuestra comunidad autónoma para dar servicio a todos los profesionales. Desde los inicios hemos dado formación a más de seis mil bibliotecarios con los cursos, y a más de diez mil en las Jornadas. Las horas de formación ofrecidas a los alumnos han sido más de tres mil. Más de ciento cincuenta cursos de diferentes temáticas refrendan nuestra apuesta por la formación a lo largo de la vida. En la actualidad nuestros cursos son accesibles a toda la comunidad profesional tanto nacional como internacional a través de nuestra propia plataforma virtual.

De igual manera, también son formación las Jornadas Bibliotecarias de Andalucía y las Jornadas Técnicas de Bibliotecas, que son y serán uno de nuestros grandes fuertes, organizándose en todas las provincias, para favorecer la participación de todos los interesados, e incluso de compañeros del ámbito nacional e internacional. Todas nuestras acciones formativas son un referente profesional en nuestro país y seguimos trabajando para mantener los niveles de participación e interés de la comunidad profesional.

Como nos comentas, organizáis encuentros provinciales y las Jornadas Bibliotecarias de Andalucía. Cuéntanos cómo fueron las III Jornadas Técnicas de Bibliotecas, celebradas el pasado mes de noviembre

Tenemos la suerte en la AAB de tener un masivo seguimiento por parte de los compañeros, y así da gusto trabajar por y para ellos. Las Jornadas Técnicas de Bibliotecas nacieron como verdadera acción formativa de carácter eminentemente práctico y como tal se han consolidado en esta tercera edición. Con más de 400 asistentes entre las ediciones presenciales celebradas en Sevilla y Granada y la edición online, no podemos más que estar muy contentos y eso nos da fuerza e impulso para seguir trabajando. En esta ocasión hemos trabajado tres temas muy novedosos y de total actualidad en nuestras bibliotecas: gamificación, makerspace, y retorno de la inversión (ROI), expuestos por Ana Ordás, Ciro Melguizo, y Fernando Ross, respectivamente. Unos excelentes ponentes y una excelente participación con aforos completos y ganas de aprender. Os animo a que echéis un vistazo a nuestra Crónica de las III Jornadas Técnicas de Bibliotecas, recién publicada en nuestro Boletín de la AAB.

En cuanto a esas dos tendencias (Gamificación y Makerspace), ¿qué relación creéis que mantiene la visibilidad de las bibliotecas con el ROI?

Todos sabemos la importancia de conocer el ROI o Retorno de la Inversión en bibliotecas. El valor de las bibliotecas es saber calcularlo y utilizarlo en beneficio de nuestros servicios. Hemos pensado que sería muy útil conocer el manejo de esta herramienta práctica que, por un lado, permite a la ciudadanía conocer el valor económico de los servicios de los que disfrutan y, por otro, a las bibliotecas realizar una estimación del valor económico de los servicios que, de forma global, ofrecen. Por eso, creemos que es el momento de aprender el manejo y uso de esta app, la calculadora de “El valor de las bibliotecas”.

¿Cuáles son los objetivos por los que más trabaja AAB en estos momentos?

En la AAB trabajamos sin descanso, con proyectos a corto, medio y largo plazo. La formación como hemos comentado anteriormente es fundamental, y por ello seguimos buscando nuevas temáticas innovadoras para darlas a conocer. También estamos en estos momentos elaborando nuestro nuevo Plan Estratégico para 2019-2022.  Nuestros encuentros son fundamentales ya que nuestro mayor recurso son nuestros asociados y seguidores y por ellos no dejamos de trabajar en proyectos de diversa clase como son las Jornadas Bibliotecarias de Andalucía, las Jornadas Técnicas, los Encuentros anuales entre los profesionales y la AAB, etc. Ahora mismo estamos preparando las XX Jornadas Bibliotecarias de Andalucía que se celebrarán los días 18 y 19 de octubre de 2019, en Roquetas de Mar (Almería). En esta ocasión nuestro lema es Marca: #biblioteca@, y queremos ahondar entre otros, en un tema fundamental, como es la imagen de la biblioteca ante la sociedad. ¿Tiene la sociedad una idea clara de nuestros servicios? ¿Podemos considerar la biblioteca como un referente cultural en nuestra sociedad más cercana? ¿Se hace un uso correcto por parte de la biblioteca de los medios de comunicación social y redes sociales? ¿Somos conscientes de que con una buena estrategia social-media planificada podemos llegar a ser el centro de las comunidades? ¿Tenemos marca institucional reconocible? ¿Y marca personal como bibliotecario? ¿El branding profesional es necesario en bibliotecas?.

Muchas preguntas que intentaremos responder juntos, en nuestras jornadas, os esperamos a todos.

Desde el Consejo de Cooperación Bibliotecaria, agradecemos profundamente la colaboración de Antonio para la elaboración de esta entrevista y aplaudimos la labor que desarrollan desde la Asociación Andaluza de Bibliotecarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *